Archivo

Archive for junio 21, 2012

Vídeo: ¿Qué está pasando en la enseñanza pública?

 

Publicado el 06/06/2012 por 

Después de un curso sumamente complicado en cuestiones políticas, he querido hacer este vídeo enseñando esta realidad. La enseñanza pública está en peligro y, aunque no lo parezca, en nuestras manos está salvarla. Por favor, si te ha gustado este vídeo, te pido que se lo envíes a todos tus contactos, amigos o familiares. Todo el mundo debe estar informado sobre lo que está pasando y no debemos seguir en silencio. Por una enseñanza pública de todos y para todos, muchísimas gracias!

 

Aguirre: ‘En los cuerpos docentes está prácticamente vedado hacer oposiciones libres, que es lo que me gustaría hacer’

 

La señora Aguirre es una ignorante además de una enferma mental mezquina y mentirosa…  Así hay que decirlo, con todas las letras, porque enchufismo es lo que ella practica con Lucía Figar o las altos cargos y no tiene nada que ver con los interinos…

‘Me he encontrado con lista de interinos y con baremos en los que cuenta mucho más haber sido contratado a dedo o no en años anteriores que sacar un diez en la materia’

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha lamentado este jueves que en los cuerpos docentes “está prácticamente prohibido o vedado hacer oposiciones libres, que es lo que me gustaría hacer para seguir los principios de la Constitución”.

En el Pleno del Parlamento regional de este jueves Aguirre ha señalado que, como funcionaria de carrera, tuvo que aprobar unas oposiciones siguiendo con los principios de igualdad, mérito y capacidad.

“Y eso lo intentó implantar, pero me he encontrado con lista de interinos y con baremos en los que cuenta mucho más haber sido contratado a dedo o no en años anteriores que sacar un diez en la materia en la que se examina. Y me he encontrado que en los tribunales de las oposiciones hay presencia de los sindicatos”, ha indicado.

La presidenta regional ha indicado que de todo el personal de la Comunidad (185.048 trabajadores) sólo 263 son eventuales, compuesto por secretarias, conductores, asesores parlamentarios y jefes de gabinetes, entre otros. Ha remarcado que, además, estas personas cesan cuando cesa la autoridad, por lo que “no debe ser causa de ninguna preocupación porque no tienen fijeza ninguna”.

“Tenemos que tender a las oposiciones libres porque de momento es el único sistema que garantiza la igualdad, el mérito y la capacidad”, ha concluido Aguirre.

 Luis de Velasco, portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid ha contrapuesto los requisitos de objetividad, profesionalidad y transparencia en la gestión de lo público frente al amiguismo, la opacidad y la falta de profesionalidad.

“Sabe que en la Administración de la Comunidad hay muchos profesionales que trabajan bien, pero también gente que no funciona. Esto tiene su importancia y un coste muy importante para la Administración. Sobra personal incapaz y hay nepotismo. Hay muchos ayuntamientos y organismos, hasta el Consejo de Administración de Caja Madrid, que tiene un coste en este sentido presente y futuro”, ha recalcado. 

 

http://consolidacionmadrid.blogspot.com.es/2012/06/aguirre-en-los-cuerpos-docentes-esta.html

 

 

La ‘chica 10’ del instituto peleón

Lo que siempre digo en este blog confirmado…  Una alumna de un IES muy combativo obtiene la mejor calificación en la selectividad…

La cámara ha tenido que parar la grabación en mitad de la entrevista. “¿Cómo? ¿La primera de Madrid? ¿Qué dices?”. Lucía Cobarro necesitaba tomar aire. Con la melena castaña suelta y la cazadora vaquera abierta, sonríe minutos después al recordarlo. “Figúrate, me he enterado de que era la primera de Madrid por la tele, ha sido un shock”. Así ha pasado toda la mañana. Como una estrella de cine. Con los compañeros de instituto aplaudiendo, los amigos más cercanos llorando de alegría y el conserje persiguiéndole con un teléfono que echaba humo.

La joven, de 18 años, ha obtenido la mejor nota en Selectividad de toda la región, según los datos facilitados a las once de la mañana por las seis universidades públicas madrileñas, que revelan que un 91,86% de los 25.651 alumnos que se examinaron ha aprobado mientras que un 8,14% tendrá que intentarlo de nuevo en septiembre. Esto supone un ligero descenso respecto al año pasado, cuyo porcentaje ascendía a 92,73% de éxito en los exámenes.

Lucía se ha quedado a 25 centésimas de la excelencia absoluta: 9,975. Tiene nota de sobra para la carrera que quiere estudiar: Medicina. Y probablemente cerebro y constancia también de sobra para la especialidad que le apasiona: neurología.

¿Y qué tal está? “Llevo riéndome toda la mañana”, ha explicado junto a la puerta de su instituto, con la verja decorada con lacitos verdes reivindicativos. Porque el Severo Ochoa de Alcobendas ha sido uno de los más guerreros durante la marea verde, la protesta de la comunidad escolar contra los recortes en educación que arrancó en septiembre con el inicio de curso y que en este centro público, con unos 1.200 estudiantes y 92 docentes, sigue presente a punto de acabar el año escolar.

“Me gustaría decir algo”, pide el jefe de estudios antes de la entrevista con la joven del día. Gregorio Sanjuán explica que perdieron “entre 10 y 12 profesores interinos” con la ampliación de horario lectivo y el ajuste de personal. “Nos quedamos sin poder impartir dibujo técnico. Una docente del centro ha dado clase en los recreos a los ocho alumnos matriculados y algunos han sacado un 10 en Selectividad en esta asignatura”. Luego vuelve rápido al asunto que nos ocupa: la número 1 de Madrid. “Es una alumna estupenda y estaba dentro de un curso brillante, el mejor de toda mi historia como docente”. Todos los estudiantes de su centro han aprobado.

Lucía Cobarro, que acaba de terminar una entrevista telefónica con una radio, cuenta su secreto, que no parece muy rebuscado. “El día que acabé el último examen salí porque eran las fiestas de Alcobendas y luego, ni un día más”. Era la primera en llegar a la biblioteca cada día para repasar. Empezó la Selectividad “con muchas ganas” y el examen de Lengua no le pareció difícil. En Química sufrió un poco, asegura, a pesar de que tiene un premio nacional en la materia, ha contado su jefe de estudios. Ha obtenido un 10 en tres asignaturas (Lengua, Historia y Física); un 9,75 en otras tres (Francés, Matemáticas II y Química) y su nota más baja (9,50) en Biología.

Su madre es profesora de Matemáticas y su padre, militar. Le encanta ir al gimnasio y a nadar. Toca la viola en la orquesta del pueblo y disfruta, como cualquier chico de su edad, cuando sale y cuando pasa las tardes en el parque.

Su verano se presenta divertido. De momento, se va a Alicante con su prima (la que le convenció para estudiar Medicina) a las hogueras de San Juan. Después formalizará la matrícula en la Autónoma o en la Complutense y espera sacarse el carné de conducir. Su expediente también brillante en Bachillerato (la nota media es un 10) le garantiza una beca. Ella no tendrá que pagar matrícula ni las tasas que deben abonar los estudiantes universitarios, que este año se encarecen de forma significativa según las horquillas fijadas por el Ministerio, pero cuyos precios aún están por fijar por las Comunidades Autónomas. “Tengo la suerte de que mis padres son funcionarios, pero entiendo que es un problema y me parece mal que suban los precios tal y como está ahora la situación”, asegura.

El resto del verano lo pasará entre las vacaciones en Mallorca con la familia y el campamento al que va todos los años en Santoña. “Estoy deseando ver a mis amigos de allí”, dice la chica con el mejor expediente de Madrid.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/06/21/madrid/1340290798_061541.html

Yo (no) estudié en la pública

Muy bueno:

 

Lamentablemente, yo no estudié en la pública. Tuve profesores buenos, incluso muy buenos: recuerdo con especial cariño a don Jesús, el Pescadilla, que me dió Filosofía, y contribuyó a ordenarme la cabeza (mis lectores lo comprueban cada día); o a don Marciano, que me enseñó a que si sabes lo que quieres decir, escribirlo es sencillísimo: «sujeto, verbo, predicado y punto» era su slogan. También recuerdo a Don Daniel, poeta y profesor de literatura, que nos presionaba para que escribiéramos, y que me enseñó un latín del que ya no recuerdo nada, pero que me ayudó a entender la lengua española. Incluso al hermano Estéban, el director, al que apodábamos el Sapo, y que fue la primera persona que me habló del marxismo, o el hermano Pablo, recientemente fallecido, que nos daba bolitas de anis si acertábamos sus intrincados cálculos mentales. También había profesores espantosos, como el Sandalio, que nos explicaba que las imágenes de los campos de concentración nazis eran montajes fotográficos realizados en Hollywood.

Sin embargo, no recuerdo con cariño al colegio Maravillas, un centro elitista de adoctrinamiento del que, entre otras cosas, daban becas a los alumos en función de su apellido. El mismo año que mis padres anunciaron que no podían seguir pagando el centro, me ofrecieron una beca. Otros tres niños no tuvieron la misma suerte. Y no fue por mi expediente académico, que era lamentable, sino por mi apellido. Diez años después de muerto el dictador, todas las clases estaban presididas por dos retratos: el de Franco y el del Rey, y en medio, el testamento del Caudillo. Alguien debió decir algo alguna vez, porque recuerdo al hermano director diciendo un día: «es el ideario del colegio, a nadie se le obliga a venir». Yo no tenía mucha conciencia política aún, pero aquello me extrañó siempre. El colegio Maravillas era un lugar que recuerdo en general, y con algunas excepciones como las señaladas más arriba y alguna otra que se me habrá pasado, como desagradable, y en el que intentaron convertirme en una persona igual a las personas a las que hoy en día detesto.

Por estos motivos, mi hijo estudia en la pública. Yo no pude. Prejuicios, influencia familiar, yo qué sé qué motivos llevaron a mis padres no sólo a matricularme en un colegio de curas, sino además, a mantenerme después, cuando dejaron de poder pagarlo. Yo, hoy, probablemente podría pagarle un colegio privado a mi hijo, pero no me da la gana: quiero que estudie en la pública. Porque quiero que trate con gente normal y no con marcianos, porque quiero que reciba una educación de calidad, porque no quiero que los curas se le acerquen a menos de dos manzanas de distancia, y porque, además, la pago con mis impuestos, aunque Esperanza Aguirre lo niegue sistemáticamente.

Por eso, aunque yo no estudié en la pública, apoyo la pública (que necesita reformas y cambios, por cierto, pero ese es otro cantar). Así que aquí les dejo este video que me ha llegado a través del AMPA.

http://www.asueldodemoscu.net/2012/05/yo-no-estudie-en-la-publica/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 327 seguidores