Archivo

Archive for septiembre 22, 2012

Análisis de la ley reaccionaria, LOMCE

septiembre 22, 2012 5 comentarios

Excelente análisis del blog amiho Valles y cumbres, lectura obligada:

Entre todos la mataron, y ella sola se murió

Este viernes se presentó el anteproyecto de reforma educativa, noticia extensamente analizada por los medios (20minutosEl PaísEl MundoPúblicoLa Vanguardia,ABC…). Nosotros, como siempre, intentaremos “traducir” la letra pequeña y analizar cómo influirá en el día a día de las aulas. Empezamos con uno de los aspectos más polémicos:
 
Esto significa más recortes para la Educación Pública (paralización de nuevos centros, eliminación de profesores de apoyo, aumento de ratios, disminución de material, recursos, becas y ayudas…) y más dinero para la concertada. Si no, ¿por qué este anteproyecto ha sido tan celebrado por las escuelas católicas? En plena época de durísimos recortes presupuestarios, la sentencia del Tribunal Supremo que rechaza los conciertos a los colegios segregadores hubiera ahorrado por ley una millonada a las arcas del país, pero nuestro ministro de Educación no tardó ni 24 horas en aclarar que cambiarán las leyes si hace falta para seguir subvencionando con dinero público a esas empresas privadas, mayoritariamente órdenes religiosas, que nunca han sido (ni llegarán a ser) rentables por sí mismas. Llama la atención que obliguen a los jubilados a pagar por sus medicinas, a las inmigrantes a pagar por sus cesáreas, a los estudiantes a pagar el triple por sus estudios, a los niños a pagar por llevar la comida en una fiambrera, a todo un país a empobrecerse y pagar un aumento general de IVA, y que a la vez regalen ese dinero recaudado a unos cuantos curas y obispos en nombre de la “libertad de elección”.

 
 
Puede ser la medida más preocupante de todas. Es sospechoso que no se hiciera mención alguna sobre ella en el programa electoral educativo del PP, ni siquiera un acercamiento en aquel océano de ambigüedades que redactaron. La decisión de la Administración -cuyos altos cargos son puestos de libre designación colocados por los políticos- pasará del 40% al 70% del peso total sobre la propuesta de director,transformando en irrelevante el voto de familias, profesores, personal de administración y servicios, y por descontado de los alumnos. Los Consejos Escolares pierden su poder de decisión, pasando a ser meros órganos consultivos relegados a labores de información y evaluación en la vida del centro. Por tanto, nos hacemos la siguiente pregunta: ¿habrá imparcialidad y pluralidad como debería garantizar todo sistema público, o por el contrario se vetarán opciones “diferentes” o “reivindicativas” que no comulguen (nótese la elección del verbo) con el ideario oficial?

Reproducimos parte de la noticia: “Las comunidades también podrán trasladar al personal funcionario a centros educativos distintos al de su destino, y les podrán obligar a hacerlo, excepcionalmente, aunque ello implique cambiar de residencia (…) por necesidades del servicio o funcionales”. Parece ser que la ley permitiría a los directores contratar a quienes necesiten y desplazar a los funcionarios que vea oportuno. Por tanto, ignoramos si el personal cuyas características funcionales no encajen con las necesidades del centro (a propuesta del director) podrá ser enviado al último pueblo de la provincia. Eso sí, ¿qué se entenderá por “características funcionales que no encajan”?
 
 
Esto va relacionado con el punto anterior, ya que si unos son trasladados, otros deben ser contratados. Parece que en Madrid, las “características que encajan” podrían ser las propias de nativos británicos con titulación desconocida, que no han sido evaluados por nadie, ni siquiera hablan el castellano, no han demostrado sus capacidades y supuestamente han tenido acceso a un puesto de trabajo público adelantando a miles de opositores sobradamente cualificados que sí han cumplido la normativa. Trasladándolo a otro ámbito, ¿a quién le gustaría que le operase alguien con titulación desconocida (si es que la tiene) contratado arbitrariamente que ni siquiera habla su idioma? Es recomendable leer la documentada denuncia que realiza el IES Doctor Marañón de Alcalá, acusando a la administración de una presunta vulneración de varias leyes, incluida la Constitución. ¿Será este el modelo a imitar en la contratación de personal docente en el resto del país?
 

Desaparece la asignatura que trajo la LOGSE bajo el brazo y se sustituye por dos “viejas conocidas”: Ciencias Naturales y Ciencias Sociales. Como sobre esto hay poca información, nos mojamos: si la intención es la de aumentar el horario de las materias instrumentales (Lengua y Matemáticas), y además eliminan “Cono”, es fácil adivinar que el ya insuficiente horario de Educación Artística (Plástica, Música, Dramatización…) será el que reduzcan a su mínima expresión. Esta es una antigua reivindicación de los sectores más conservadores: eliminación de las materias creativas que estimulan la imaginación, la percepción o la sensibilidad (educación integral), y su sustitución por asignaturas de mera recepción de contenidos, útiles para formar personas obedientes y conformistas que encajen en el sistema productivo actual. También apostaríamos a que el tiempo destinado a la asignatura de religión no se verá afectado.

La vuelta a las reválidas 42 años después responde, según fuentes oficiales, a aumentar la motivación y el esfuerzo de los alumnos. En Madrid, laboratorio experimental de todas estas medidas, las pruebas CDI solo han creado polémica y desigualdad aunque en un primer momento declararon que servirían para dotar de medios y recursos a los centros con más dificultades (¿?). Desde aquí reiteramos que la evaluación externa es útil y necesaria para detectar problemas y buscar soluciones, pero se transforma en una aberración cuando se elaboran y difunden públicamente rankings y clasificaciones injustas. De todas formas, no entendemos cómo pretenden equiparar la evaluación de un aula pública con una privada, conociendo sobradamente las diferentes realidades y necesidades de los alumnos.

El Ministerio centralizará los temarios, decidiendo hasta el 75% de los contenidos. La autonomía pedagógica de los centros se verá reducida, por lo que los profesores tendrán menos margen de maniobra para diseñar clases especializadas o dedicar más tiempo a un tema en concreto. Pongamos un ejemplo extremo: imaginemos que en un instituto de la localidad aragonesa de Fraga los profesores de Geografía e Historia diseñan todos los cursos una “semana de la guerra civil”, aprovechando su cercanía con el sitio donde tuvo lugar la batalla del Ebro. Para ello preparan excursiones, clases “sobre el terreno”, jornadas de investigación, recreaciones… Todo este interesante diseño curricular que indudablemente motiva y ayuda a comprender un episodio tan importante de nuestra historia, deberá verse reducido o incluso eliminado: no habrá tiempo material de impartir todo lo que el Ministerio exige.

En resumen, el anteproyecto de la Ley de Mejora de la Calidad Educativa no ofrece prácticamente nada nuevo, siendo un conjunto de medidas que ya se incluyeron en la Ley de Enseñanzas Medias de 1953 (reválidas, currículo centralizado, contratación a dedo, asignación directa de directores), la Ley General de Educación de 1970 (Ciencias Naturales y Sociales, reducción de asignaturas que fomentan el espíritu crítico y creativo, itinerarios diferentes cuanto antes, ratios de hasta 40 alumnos por clase) y los acuerdos de 1985 con la conferencia episcopal (conciertos educativos, educación segregada). Opinamos que la Educación Pública española actual no funciona: es inadmisible que casi un tercio de nuestros jóvenes no acabe sus estudios, que la incultura se apodere de la sociedad, que los resultados sean tan mediocres y que el bilingüismo sea una auténtica chapuza, pero esta LOMCE no ofrece ninguna solución a los problemas, solo se los quita de enmedio. Si finalmente es aprobada, desaparecerá la igualdad de oportunidades, la atención de calidad a los que más lo necesitan, la democracia educativa y del sistema y el fomento de la creatividad y el pensamiento crítico. Con este compendio de normativas anticuadas, inmorales y tremendamente injustas, los de arriba habrán conseguido quitar la única herramienta que tienen los de abajo para promocionar y mejorar su nivel de vida: las diferencias sociales se agrandarán dejando a la Escuela Pública como el último recurso al cual recurrir, similar a una institución benéfica. Este fracaso, por mucho que nos duela, nos pertenece a todos: la pasividad y la inacción al final se han pagado en forma de desmantelamiento de la Escuela Pública y de eliminación de los derechos sociales y laborales de los docentes (ACTUALIZACIÓN: al respecto es imprescindible la lectura de “Con la que está cayendo“, de Apuntes de un profe de lite y lengua: este compañero da tantas veces en el clavo que pone los pelos de punta). Hemos vuelto a lo antiguo, a la injusticia, al café con leche para todos, al “que se jodan” los que menos tienen, a favorecer al que ya tiene, a colocar a la iglesia en el poder, a no enseñar a pensar ni a opinar. Y es que entre todos la mataron, y ella sola se murió.

Categorías:IMPRESCINDIBLES

LOMCE: Más desigualdades

septiembre 22, 2012 1 comentario

 

Otro artículo de opinión excelente sobre la LOMCE:

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/09/21/actualidad/1348255500_654415.html

Las intenciones de reforma de la educación del actual gobierno se recogen en un documento de PowerPoint titulado Anteproyecto de Ley Orgánica para la mejora de la ley de la calidad educativa. Se observa en él una clara voluntad segregadora. Desde el principio se afirma que todo el mundo tiene talentos –obvio, por lo demás-, pero enseguida se añade que de distinto tipo. Está claro, unos tienen talento para el éxito escolar –que son los que irían a los itinerarios académicos en secundaria- y otros lo tienen para el trabajo manual –los destinados a la formación profesional o a los programas de cualificación profesional-.

El documento señala que hay países de éxito que separan en una red académica y en otra profesional a su alumnado a los 14 años de edad. Sin embargo, omite que igualmente hay países de éxito –entre ellos Finlandia, líder en los informes PISA- que mantienen el tronco común hasta los 16 años. Por otro lado, los países que segregan a edades tempranas tienen resultados menos igualitarios, es decir, hay mayor conexión entre el estatus socioeconómico de la familia y los resultados escolares. Esto es algo muy claro en Suiza, cuyos cantones tienen distintas estructuras educativas. En las investigaciones que comparan las evaluaciones internacionales en primaria –PIRLS- y en secundaria –PISA- se observa un claro incremento de las desigualdades en los países que segregan tempranamente (sería el caso de Alemania, cuyo modelo educativo suscita la admiración de Wert). Ni que decir tiene que el alumnado que vaya a los itinerarios profesionales a partir del tercer curso de la ESO será víctima del efecto Pigmalión: el profesorado depositará en él bajas expectativas que se traducirán en malos resultados (la profecía que se cumple a sí misma).

El informe que la OCDE publicó a comienzos de año titulado Equity and Quality in Education: Supporting Disadvantaged Students and Schoolses toda una enmienda a la totalidad a esta propuesta gubernamental. Por mucho que choque a la mentalidad de nuestra derecha, la equidad y los buenos resultados académicos van de la mano y esto es lo que sucede en los países que sistemáticamente ocupan las primeras posiciones en los informes PISA. Adelantar la edad de segregación de los alumnos para decidir quién va a la formación profesional y quién al bachillerato es un colosal error que solo cabe interpretar en clave de sectarismo ideológico en favor de la división social. De los 39 países incluidos en el informe sobre equidad, 14 de ellos (Australia, Canadá, Chile, Dinamarca, Finlandia, Francia, Islandia, Nueva Zelanda, Noruega, Polonia, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos y la propia España) mantienen a su alumnado en un mismo tronco de escolarización hasta los 16 años para, a partir de esa edad, decidirse por la rama académica –equivalente al bachillerato- o por la profesional. Es más, el informe cita el caso de Polonia, país que, entre otras cosas, extendió el tronco común hasta los 15 años, lo que de un modo unánime se considera una de las razones clave que explica su espectacular reciente éxito educativo. Lo que propone Wert es legislar contra la evidencia empírica de que disponemos.

Tampoco se entiende la preocupación por aumentar el porcentaje de alumnos de secundaria superior que opta por el bachiller en lugar de por la formación profesional. En torno a algo más de la mitad de los estudiantes de los países considerados en el estudio de la OCDE elige la rama general de la secundaria superior. Francia y España están levemente por encima de esta media. También lo están, y en mucha mayor medida, países como Nueva Zelanda, Portugal, Israel, Reino Unido, Japón o Canadá.

Resulta cuando menos escandaloso que el anteproyecto condene al fracaso escolar, es decir, a la no obtención del título de la ESO, a quienes cursen los programas de cualificación profesional. No se olvide que la ESO permite obtener el mínimo de competencias para desenvolverse cabalmente como ciudadano y como trabajador, que no conseguir la ESO prácticamente equivale a una condena a la marginación social.

Uno de los temas estelares de la propuesta de reforma es la realización de exámenes de reválida para pasar de nivel: de primaria a la ESO, de la ESO al bachiller y al final del bachiller. En primaria, en el área de la OCDE, solo una región de Bélgica tiene una prueba de este tipo. En el anteproyecto ministerial los niños y niñas que no aprueben el examen de primaria repetirán curso. El informe de la OCDE es taxativo con respecto a la repetición de curso: es un gasto simplemente inútil y no sirve para mejorar el rendimiento. A modo de ejemplo, Corea universalizó en los años cincuenta del siglo pasado el acceso a la primaria, pero restringió el acceso a la secundaria por medio de exámenes. Buena parte de los profesores consideraba que tales pruebas ponían mucho énfasis en la memorización, de modo que finalmente fueron abolidos en 1974. Hoy Corea, junto con Finlandia, encabeza la lista de los estudios PISA. Pese a todo, y esto es un aviso para los navegantes en favor de la cultura del esfuerzo por el esfuerzo (“el sudor de tu frente”), los niños coreanos dedican la mayor parte de su energía a memorizar incansablemente como si se tratara de formar a funcionarios confucianos. Chris Duffy, quien ha sido docente en Boston y en Corea, se lamentaba de la ansiedad y la angustia que padecen buena parte de los adolescentes (de hecho una encuesta reveló que nada más y nada menos que una quinta parte de los estudiantes de secundaria había pensado seriamente en quitarse la vida).

A estas tres reválidas anunciadas hay que añadir la realización de evaluaciones externas. Creo que poco cabe objetar a la difusión de exámenes estandarizados que permitan a las familias conocer los resultados de las escuelas de su entorno o de su preferencia. Los economistas de Fedea están fascinados con las pruebas de conocimientos llamados indispensables que realiza la Comunidad de Madrid. Las comparan con las que se hacen en Reino Unido y cuyos resultados publica la BBC. Sin embargo, estas no tienen nada que ver con nuestros carpetovetónicos tests. Allí se informa sobre el gasto por estudiante, el porcentaje de estudiantes con becas de comedor o el salario de los profesores. Es decir, es posible saber el valor añadido que aporta cada escuela.

El peligro de que la formación se focalice en los tests es evidente. Jonathan King, un reconocido biólogo molecular del MIT, envió a sus dos hijos a la misma escuela. Su hijo mayor aprendió desde la experiencia. Junto con sus compañeros de clase iba a una charca y tomaba muestras. De hecho, los niños y niñas descubrían criaturas que este biólogo desconocía. Con su segundo hijo las cosas fueron radicalmente diferentes ya que ha sido preparado para pasar tests. La experiencia, el mancharse las manos, han desaparecido.

Es de loar la preocupación de la propuesta ministerial por la introducción de las nuevas tecnologías y por la mejora del aprendizaje del inglés. Por desgracia, no parece ir más de allá de un brindis al sol. Ambos aspectos requerirían un aumento del presupuesto y sobre todo cuestionar algo mucho más profundo y que es el modo en que se enseña, el cual está más volcado en la repetición de contenidos que en el desarrollo del pensamiento autónomo o de la creatividad.

Por fortuna, la propuesta ministerial no da la matraca con el cheque escolar. En el informe citado se comenta el caso de los cheques escolares en Suecia, que se han traducido en una escasa mejora de los resultados (nula para los alumnos de bajo estatus) y en una creciente segregación social entre las escuelas.

Sabido es, y con esto concluyo, que la participación de padres y alumnos en el control y gestión de los centros es más bien una burla creada al amparo de la LODE de Maravall. El anteproyecto lo termina de rematar al limitar al asesoramiento las funciones del consejo escolar, lo que contradice el artículo 27 de la Constitución.

En definitiva, estamos ante una propuesta que nos aleja, aún más, de los retos de la sociedad de la información y del conocimiento. Y lo peor es el apoyo con que esta propuesta pueda contar entre significativos sectores del profesorado, especialmente el de secundaria.

Rafael Feito Alonso es profesor de sociología.

Categorías:IMPRESCINDIBLES

La rebelión de los burros

septiembre 22, 2012 1 comentario
Excelente artículo:

Los universitarios valencianos recibieron ayer el nuevo curso montando unaalgarada en el Paraninfo de La Nau, algarada que hasta le ha gustado a su rector más en fondo que en las formas.Esteban Morcillo no solo permitió a los revoltosos leer su manifiesto en el muy solemne acto académico, sino que él mismo convirtió su discurso en un verdadero mitin contra los recortes y reformas de José Ignacio Wert, y denunciando a un Consell valenciano que ya arrastra 800 millones de euros en impagos a la universidad pública. Por culpa de esta deuda, el alma mater studiorum mediterránea incrementa cada año sus gastos financieros en tres millones de euros, intereses y esas cosas, y uno se pregunta cuántos profesores se pueden contratar con tres millones de euros anuales, y al hacer cuentas se me bailan las cifras, pues yo fui a la privada.

Navegaba este navegante el otro día por las procelas de internet cuando se encontró, oh sirenas, un recienteinforme de la OCDE sobre nuestra educación: demoledor, ridiculizante, gore, casi insultante. Y a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo se la conoce como “el club de los países ricos”. En plena crisis, el club de los países ricos le dice a nuestros gobernantes que no recorten en educación, que cada euro invertido en educación produce 3,9 euros de beneficio. Un negocio redondo. Los países ricos no son tontos. Nuestros gobernantes, sí.

Al ministro Wert este informe le debió de pillar en los toros, porque no se le ha oído valorar los consejos que gratuitamentenos dan los ricos para que dejemos de ser pobres o, al menos, tontos. Es lo que tienen las apretadísimas agendas balompédico-taurinas de nuestro sobreculturizado prócer.

Hace una semana me invitaron los socialistas de Chamberí a dar una charla sobre la cosa educativa, y la di con bastante mala educación, ya que el asunto me subleva. Y a la sublevación llamé. A la rebelión de los burros. ¿Por qué los burros? Por sus connotaciones retrógradas, paleofranquistas, que nos devuelven a la época de aquellas aulas en las que existía el burro de la clase.

Los Burros son grupos de alumnos queacuden a clase con sus orejas de burro, denunciando así que son muy conscientes del futuro que les espera. Los Burros invaden las aulas con preguntas de actualidad, sin alterar demasiado el curso normal de la clase, pero putrefaccionando:

-Profesor, quería hacerte una consulta, que no me sale esta regla de tres. Si con el recorte de 4.000 millones en educación se va a poder prescindir de 20.000 profesores, y el Ministerio de Defensa acaba de aprobar el 7 de septiembre un crédito de 1.782 millones para la compra de armas, ¿cuántas balas cuesta un profesor?

Los Burros, de vez en cuando, exigen recibir clases al aire libre, con sus orejas de burro, dado que tienen que ir acostumbrándose a estudiar a la intemperie. Los están desalojando del sistema educativo público. Que lo sepan los paseantes, los guardias urbanos, los abuelos y los afiladores de cuchillos.

Como no hay revolución sin acción directa, Los Burros actúan sobre la sociedad. A modo de guerrillas. Cualquier bar de España. Interior día. Un grupo de doce o quince alumnos, con sus orejas de burro, irrumpe en la cafetería, se colocan a modo de coro, y recitan al estilo años cuarenta la añorada, por nuestros gobernantes, lista de los reyes godos: Ataúlfo, Sigerico, Walia, Teodoredo, Turismundo, Teodorico, Eurico, Alarico, Gesaleico… Y así los 33, que creo que eran.

O, también muy español, pueden cantar nuestro glorioso himno con esa letra por la que tanto suspiran nuestras derechas, exaltadora de la grandeza de España y del camino por el que quieren llevar a nuestros burros, la tragedia del burro, el triste futuro del burro. Canten ustedes este himno de España, verán qué bien medido me ha quedado:

Soy un burro

por gracia de esta España que así me educó

Gracias ministro Wert

Gloria a la banca, al torero, al ladrón

y muera mi futuro bajo su memez.

Tras estas espontáneas abluciones intelectuales, Los Burros pasan la gorra entre el personal: “Una ayudita, por misericordia, para arreglar las goteras del techo de la clase… Una limosnita, por piedad, para encender la calefacción en el aula los días crudos de invierno…”. Y en este plan.

Tampoco estaría de más pedirle a personalidades con más caché que couché (conviene aclararlo en estos turbios tiempos mediáticos) que completaran la precaria educación de Los Burros con clases al aire libre, en lugares llamativos y simbólicos. Sería hermoso observar aLeo Bassi, a Javier Bardem, a Aitana Sánchez Gijón, a Fernando Arrabal, aJoaquín Sabina, a Manuel Vicent, no sé, a cualquiera, impartiendo una clase en la Puerta del Sol ante una horda de burros ataviados con sus unánimes orejas de burro, para decirle al mundo, y a la OCDE, que este país es un sumidero de esperanzas porque cometemos errores como concederle los ministerios de educación y cultura a las gentes que carecen de la mínima cultura y educación. No digo más, no se me escape algún exabrupto, coño.

Categorías:IMPRESCINDIBLES
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 330 seguidores