Archivo

Archive for septiembre 2, 2011

¿Recuerdan cuando ministro Maraval mostró la nómina de un profe en los medios? Pues ABC también y manipulando porque es mentira

septiembre 2, 2011 2 comentarios
M. TRILLO / M. OLIVER / MADRID
Día 02/09/2011
Las condiciones de trabajo que los profesores no quieren perder

Aunque los gobiernos autonómicos han tratado de dejar la Educación al margen de los drásticos recortes de gasto público que están obligados a hacer, algunas medidas que se van a poner en marcha en el terreno de la enseñanza están chocando con la resistencia de los profesores a cambiar sus actuales condiciones. Las más conflictivas son el aumento de horas lectivas y la no renovación de vacantes.

Un recorrido por la situación actual del personal docente en las distintas comunidades refleja una media de 11,3 alumnos por profesor, que en la ESO es del 8,7. En el caso de los de Secundaria, se imparten entre 17 y 21 horas de clase semanales, entre 18 y 20 en la mayoría de regiones. Y la retribución desde el primer año de trabajo se sitúa entre los 2.000 y 2.575 euros al mes, a lo que se van sumando trienios y sexenios a lo largo de la vida laboral. En Ceuta y Melilla supera los 3.000 euros.

Según un informe de la OCDE que compara datos de 2008 de los distintos países desarrollados, las horas de trabajo de los profesores españoles son entre un 10 y un 15 por ciento menos que las del promedio de docentes de la OCDE y la Unión Europea. En el caso de Secundaria, 1.425 frente a 1.662 de la OCDE y 1.601 de la UE.

Asimismo, indicaba que los salarios son superiores en todos los niveles educativos. Los de ESO cobraban un 12% más, seguidos de los de Primaria, con una diferencia del 10%, y los de Bachillerato, con un 7%. En relación con la renta per cápita de los españoles, el salario de los maestros es un 36% superior, el de los profesores de ESO un 49% más y el de los de Bachillerato un 56% más.

Dos meses sin clases

En cuanto a las vacaciones de los profesores, oficialmente son de 30 días, como la de la mayoría de los españoles, si bien los calendarios escolares no prevén clases en julio ni en agosto, aparte de los periodos de Semana Santa y las fiestas de Navidad.

Las comunidades donde el gobierno autónomo prevé un aumento de horas lectivas en Secundaria son Madrid, donde pasaría de 18 a 20; Navarra (de 17 a 18); Castilla-La Mancha (de 18 a 20), y Cataluña (de 18 a 19). En Galicia, se prevé que aumenten en Primaria de 21 a 25 horas, mientras que en Secundaria se mantendría el tope en las 20 actuales. En varias comunidades existe una horquilla, como en Castilla y León, donde van de las 17 a las 20 horas o La Rioja (de 18 a 21).

Interinos que quedan fuera

La otra medida más criticada por los sindicatos es la no renovación de vacantes. En Madrid calculan que puedan llegar a ser 3.000, cifra que rechaza la Consejería, mientras que en Navarra se va a dejar de contar con 140 interinos. En Andalucía, los sindicatos creen que la reforma en los criterios para las bolsas de interinos, en los que se tiene más en cuenta la nota de la oposición, es una «artimaña» para echar a los que no han obtenido plaza fija.

En otras comunidades no se han tomado hasta ahora medidas que pudieran ser vistas como polémicos recortes en la Educación y se vive una relativa paz en este comienzo de curso. Es el caso de la Comunidad Valenciana —donde se ha producido en los últimos años un apreciable aumento de alumnos matriculados—, Castilla y León, La Rioja, Aragón o Baleares, entre otras.

http://www.abc.es/20110902/sociedad/abcp-condiciones-trabajo-profesores-quieren-20110902.html

Goebbels reloaded o de como se controla a la sociedad madrileña

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/08/economia/1312810502.html

 

Madrid gastó en publicidad lo que Sevilla, Barcelona, Valencia, Málaga y Zaragoza juntas

 

El ayuntamiento de Madrid gastó 122 millones de euros en publicidad institucional entre los años 2005 y 2007, más de la mitad de los 215 millones de euros que gastaron en su conjunto las mayores entidades locales de España: Barcelona (61 millones), Valencia (7,8 millones), Sevilla (9,9 millones), Málaga (10 millones), Zaragoza (3,9 millones) y la propia Madrid.

Barcelona gastó así la mitad que una Madrid enfrascada en la reforma de la M-30 y los frustrados Juegos Olímpicos.

El Tribunal de Cuentas ha desglosado el gasto en publicidad de estas ciudades, 2.674 contratos en total en estos tres años, la mitad de menos de 12.000 euros, y ha lanzado una advertencia: “la publicidad y comunicacion institucional deben estar al estricto servicio de las necesidades e intereses de los ciudadanos“.

El organismo pide al Gobierno que tome medidas dado el “relevante coste” en las arcas municipales de estos instrumentos. Además, recuerda que la publicidad institucional sólo puede un medio de información o educación para que los ciudadanos conozcan sus derechos y deberes sobre aspectos de interés general (sanidad, bienestar social) o sobre circunstancias que afecten a algunos servicios (cortes en transporte público).

Esto “no puede predicarse de alguno de los contratos analizados”, advierte el organismo. Aunque en su estudio “no observó la específica utilización de la publicidad para alcanzar réditos electorales” a corto plazo, el Tribunal si advierte de que la propaganda encubierta mediante “periodos prolongados” puede inducir al ciudadano a una determinada opción política con independencia de que su punto culminante no se alcance en el periodo electoral.

Eventos deportivos y anuncios sin concurso público

Hay dos casos en los que estos ayuntamientos incumplieron la normativa básica que aplican tanto el Estado como las comunidades autónomas.

Por una parte, algunos contratos publicitarios se realizaron mediante procedimientos que no permitieron el concurso libre de empresas. Además, salvo Zaragoza, el resto de ayuntamientos contrató publicidad a través de agencias externas pese a contar con gabinetes de prensa propios.

Ello supuso el pago de comisiones “sin que en ninguno de los casos conste una justificación”. Por ejemplo, Barcelona realizó un concurso en 2007 para elegir el Servicio de Mediación e Inserción de Publicidad en Micromedios “sin realizar un estudio previo” sobre su utilidad, actuación que supuso pagar un 7% en comisiones de mediación.

Por otra, el objetivo de algunos contratos era ajenos a la publicidad institucional, sirviendo en su caso como promoción de “eventos restringidos, normalmente deportivos“, y de actos “patrocinados por el propio ayuntamiento”.

El Tribunal de Cuentas denuncia el caso de Sevilla, donde la “ausencia de un canal único de gestión de las facturas” provoca un “alto riesgo de error” en los pagos derivados de las mismas”. Aunque no detectó duplicidad en los pagos por publicidad, el organismo sí recibió por varias vías la documentación y las facturas que pidió para su estudio.

Menos maestros, más policías

http://www.escolar.net/MT/archives/2011/09/menos-maestros-mas-policias.html

 

Esperanza Aguirre arranca el curso despidiendo a más de tres mil profesores de la escuela pública madrileña. Es el 12% de los maestros de secundaria, uno de cada ocho. La Comunidad de Madrid calcula que ahorrará 80 millones de euros al año, un dinero que, dice Aguirre, “evitará recortes en otras partidas esenciales para la enseñanza”. Curiosa disculpa. ¿Acaso hay algo más esencial en la enseñanza que los profesores? Lo hay: las subvenciones a la escuela privada.

Algo de hemeroteca, que la memoria es el mejor antídoto contra la mentira. Hace menos de un año, la Comunidad de Madrid aumentó las deducciones fiscales para los colegios de pago. Hasta entonces, estas ayudas sólo iban a familias pobres que matriculasen a sus hijos en centros privados (si es que tal especie existe). Pero Aguirre modificó la ley para beneficiar a las familias con rentas más altas y ahora, por ejemplo, un matrimonio con dos niños que declare ganar menos de 120.000 euros al año se puede desgravar hasta 1.800 euros por el colegio privado. En total, este regalito cuesta 90 millones de euros anuales: diez millones más de lo que Aguirre dice que ahorrará con los despidos en la escuela pública.

Como el PP se ve tan ganador el 20N que ya ni se molesta en ocultar sus planes, el modelo madrileño está siendo transplantado al resto de sus autonomías, con De Cospedal –esa política austera que sigue cobrando un segundo sueldo como secretaria general del PP– como alumna aventajada. No hay dinero, dicen. Depende de para qué. La misma Aguirre que despide maestros quiere una policía autonómica en Madrid para combatir las protestas del 15M. Es el modelo “liberal” en su peor esencia: todo se privatiza, salvo los porrazos.

El Gobierno madrileño es el que menos esfuerzo hace en educación

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Gobierno/madrileno/esfuerzo/hace/educacion/elpepisoc/20110902elpepisoc_4/Tes

La crisis en la enseñanza

El Gobierno madrileño es el que menos esfuerzo hace en educación

Su gasto público en enseñanza supone el 2,88% de su producto interior bruto

Se ha convertido en una especie de lugar común en la educación la sentencia que dice que el aumento de los recursos, por sí solo, no garantiza la mejora de la calidad de la escuela. Sin embargo, “reducir los recursos sí predice una bajada de la calidad”, asegura el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Granada Antonio Bolívar. Y eso es lo que han hecho absolutamente todas las comunidades en los presupuestos de este año 2011, dentro de una horquilla que va desde el 1,4% de bajada en el País Vasco hasta el 7,2% de Extremadura o el 7,9% de La Rioja. El grueso de esa rebaja es el recorte de sueldos docentes, pero también se ha llevado por delante programas de atención a la diversidad o de formación.

Sin embargo, todo eso hay que contemplarlo dentro de contextos muy distintos en cada comunidad, con resultados educativos diferentes y, sobre todo, dentro del esfuerzo que cada Gobierno autónomo ha venido haciendo (o no) en educación. Así, Madrid es, al menos desde 2002, la comunidad que menos dinero público dedica a educación con relación a su producto interior bruto (PIB): en 2009 era 2,88%, cuando la media de toda España es el 5,03%. La que más se esfuerza es Extremadura (6,01%), seguida de Castilla-La Mancha (5,62). Las cifras las ha obtenido el Observatorio de la Educación de la Fundación Primero de Mayo de CC OO cruzando los datos de la última estadística de gasto público del Ministerio de Educación, de 2009, con los datos del PIB del Instituto Nacional de Estadística.

Hay que tener en cuenta el distinto nivel de riqueza de las comunidades (el 2,88% del PIB de Madrid es más dinero que el 6,01% del extremeño) y también lo es el número de estudiantes, por lo que habría que ponderar esa cifra con la del gasto por alumno. Así, por ejemplo, Navarra está en esfuerzo en relación al PIB en el 3,71% (sexto por la cola), pero en gasto por alumno de la escuela pública está la segunda (con 8.481 euros), solo por detrás de País Vasco. Sin embargo, Madrid también está a la cola en este apartado: está la penúltima con 6.003 euros, solo mejor que Andalucía, esta vez según datos de 2008 de Educación.

Sin embargo, el Gobierno madrileño se suele defender de quienes le acusan de no apoyar suficientemente la educación, sobre todo, la pública, sacando a relucir los datos del último informe Pisa de la OCDE, que colocó a los alumnos de 15 años de la autonomía en el primer puesto de España en cuanto a sus destrezas lectoras, y en los puestos de cabeza en ciencias y matemáticas. La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, lo recordó ayer.

El profesor de Sociología de la Universidad de Salamanca Jaime Riviere explica que los resultados educativos son un complejo desenlace a largo plazo de muchos factores, como el nivel económico y cultural de una sociedad o de esfuerzos sostenidos durante años. Así, Riviere recuerda que varios estudios señalan que los resultados de las comunidades autónomas en Pisa parecen tener más relación con el nivel de alfabetización de sus poblaciones en los años sesenta del siglo pasado que con la inversión actual. Es decir, normalmente, en la mayoría de resultados se puede trazar un línea muy clara entre el norte (con mejores datos) y el sur de la Península y las islas.

Desde ese punto de vista, las posibles consecuencias adversas de los actuales recortes solo se podrán ver dentro de años. Precisamente por eso, la enseñanza “es un área muy golosa para hacer recortes, pues estos no tienen efectos muy negativos a corto plazo; sin embargo, son devastadores a largo plazo”, advertía hace unos meses en este diario el catedrático de Economía José García-Montalvo, de la Pompeu Fabra.

Muchos expertos defienden la necesidad de gastar mejor el dinero del que se dispone, es decir, enfocando el gasto cada vez más a los programas de calidad, por ejemplo, de atención a la diversidad y de atención individualizada a los alumnos. Y estos son los que más se van a resentir -según el responsable de enseñanza pública de CC OO, Luis Castillejo- con medidas como el aumento de las horas de clase de los docentes funcionarios para reducir el número de profesores interinos que han llevado a cabo Madrid, Galicia, Cataluña, Navarra y ha anunciado Castilla-La Mancha.

Los inspectores también cuestionan a Aguirre

http://www.elpais.com/articulo/madrid/inspectores/cuestionan/eficacia/horas/lectivas/elpepuespmad/20110902elpmad_1/Tes#EnlaceComentarios

 

Recortes en la enseñanza

Los inspectores también cuestionan la eficacia de las 20 horas lectivas

Aseguran que la ampliación de horario es una interpretación “torticera” de la normativa – “La medida no es en beneficio del alumno, sino para recortar plantillas” – Aguirre insiste en equiparar tiempo de clases con jornada completa – Educación plantea un escenario de disminución de estudiantes en la pública

Son los vigilantes de la norma, los que custodian el buen funcionamiento de colegios e institutos públicos de la Comunidad. Madrid cuenta con 160 inspectores educativos que controlan cómo se desarrolla la vida docente en la región. Y tampoco ellos están de acuerdo con el cambio que ha aplicado el Gobierno de Aguirre para el nuevo curso, que supondrá pasar de 18 a 20 horas lectivas por profesor en secundaria. Los inspectores alertan de que este cambio mermará la calidad de la educación que reciben los alumnos, dificultará el funcionamiento de los centros y supondrá un aumento del fracaso escolar, el gran caballo de batalla.

El pasado miércoles, la consejera de Educación y Empleo, Lucía Figar, anunció que enviará a los inspectores a principios de curso a los institutos de la región para que se aseguren de que los profesores están impartiendo las asignaturas que les corresponden según la normativa. Para empezar, replican que no es que Educación les envíe: controlar horarios y asignaturas al inicio del curso escolar está ya entre sus tareas ordinarias.

La presidenta avivó ayer el fuego de la polémica con los docentes con un nuevo mensaje. “Confío en los profesores”, dijo al ser preguntada sobre la posibilidad de que el sector arranque el curso con una huelga el próximo 14 de septiembre. “Sabemos que les estamos pidiendo un esfuerzo especial, pero 20 horas son en general menos de las que trabajan el resto de los madrileños”. Veinte horas de clase (frente a las 18 actuales) no son las horas de trabajo de un profesor de la enseñanza pública, que destina en total 37,5 horas semanales a su profesión, como cualquier otro funcionario. Según los inspectores, la ampliación de horario aplicada por el Gobierno regional es una interpretación “torticera” de la normativa.Las instrucciones que regulan la organización y el funcionamiento de los institutos de secundaria, aprobadas en 1994 por el Ministerio de Educación y reformadas en 1996, establecen que los profesores impartirán 18 horas, “pudiendo llegar excepcionalmente a 21 cuando la distribución horaria del departamento lo exija y siempre dentro del mismo”. La Comunidad interpreta que la crisis económica justificaría esa excepción. Los inspectores, igual que los sindicatos que han llevado el cambio a los tribunales, consideran que no.

“El artículo alude a las situaciones específicas de un centro en el que algún profesor pueda tener horas sin asignar para una materia, no a la crisis”, considera Marcelino Guerrero, inspector y representante de Comisiones Obreras. “Como norma se aplica por razones organizativas en casos concretos, no para una casuística general”, añade Juan José Reina, portavoz de Adide, la asociación mayoritaria del sector. CC OO y UGT (que también está en contra del cambio en las instrucciones de inicio de curso, según fuentes sindicales en la inspección) son los dos sindicatos con representantes en el sector. Este periódico intentó sin éxito contactar con Anies, la otra asociación con voz en el colectivo.

La presidenta Aguirre reiteró ayer que el aumento de horas lectivas y el recorte en docentes interinos no afectarán a la calidad de educación. Los inspectores no opinan lo mismo. Ampliar el horario de clase, aseguran, significa recortar el tiempo que los docentes destinan a las reuniones de departamento, entre tutores y jefes de estudio, o las que se organizan con los grupos de orientación para aplicar medidas concretas a los alumnos más rezagados, además de poner en peligro la organización de las horas de guardia. “Este ajuste dificultará el seguimiento individual de los alumnos”, afirma Reina. “Con los profesores casi al máximo de su jornada lectiva será más difícil mantener las reuniones semanales para analizar la evolución de los estudiantes”, añade Marcelino Guerrero.

Más allá de dar la lección, los centros destinan también plantilla y tiempo para actividades de refuerzo o desdobles de asignaturas, como dividir la clase de Lengua y Literatura para atender a los estudiantes más rezagados en grupos más pequeños. Reina advierte de que estos refuerzos “van a desaparecer y, si eso ocurre, aumentará el fracaso escolar”.

Frente a este modelo de cortar a todos por el mismo rasero, los inspectores recomiendan analizar las necesidades de cada centro y aplicar cambios en función de cada realidad. El aumento de horas lectivas “debería haber ido acompañado de otras medidas que permitieran mantener los desdobles o ajustar el trabajo del docente. Este sistema es un corsé porque los profesores ya están al máximo”, añade Marcelino. Ambos sostienen que en los dos primeros años de la ESO, con alumnos de entre 12 y 14 años, es “primordial” el contacto directo con los alumnos para conocer y encauzar su rendimiento. “Estoy seguro de que los profesores habrían estado dispuestos a dar más horas sin presentar oposición, porque algunos ya lo hacen”, añade Guerrero. “El problema es que la medida no se ha tomado para beneficiar al alumno, sino para recortar las plantillas”, concluye.

Los sindicatos estiman que el recorte de personal supondrá 3.200 docentes menos en las aulas madrileñas, a costa de la reducción de interinos. El PSM, que también maneja las mismas cifras, presentó ayer en la Asamblea de Madrid una proposición no de ley para exigir la retirada de las instrucciones.

Educación ya avanzó que las nuevas medidas no son negociables y en su camino hacia adelante ayer presentó los datos del próximo curso. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, destacó la reducción de 6.625 alumnos en la ESO. Una cifra con la que podría parecer menos dramático el recorte de profesores, si no fuera porque aumentan los estudiantes de bachillerato (6.448) y los de FP (6.669), a los que también tendrán que dar clase las plantillas, más o menos extensas, de los institutos.

Los datos de la Comunidad revelan también una pérdida de 48.000 alumnos en la pública, frente a un aumento de 20.000 en la concertada y de unos 3.500 en la privada. Así, el escenario que presentan las cifras de Educación avalarían la estrategia de recorte de Aguirre bajo la tesis de “a menos alumnos, menos docentes”.

Excelente información de los informativos de La Sexta

septiembre 2, 2011 3 comentarios
Categorías:Movilizaciones