Archivo

Archive for octubre 25, 2011

Al borde de la crisis de la educación

 

http://madrilonia.org/?p=6590

Al borde de la crisis de la educación

Si en la sanidad la diferenciación del servicio en razón de la renta o la clase de los pacientes está siendo uno de los resultados de la política de privatizaciones, en materia de educación se podría decir que éste es directamente el objetivo. No a otro fin responde la existencia, desde hace ya décadas, de numerosas congregaciones, fundaciones y empresas que gestionan colegios de educación primaria y secundaria. La justificación de esta situación, que fue ratificada en la Transición al tiempo que se aseguraba la financiación pública de estos centros a través de la figura del «concierto escolar», apela al reconocimiento de la libre elección de la educación de los hijos. Así, los colegios concertados y privados llevan décadas provocando de facto una formación diferenciada según un criterio de clase y/o renta que, si bien generalmente no se traduce en un «mejor» nivel académico (por más que se oculte sistemáticamente, el mejor rendimiento académico corresponde a la enseñanza pública, tal y como muestran las pruebas realizadas en Primaria y Secundaria, además de los resultados de Selectividad), sí impide el encuentro durante la infancia y adolescencia de grupos sociales distintos. Esto sencillamente favorece la reproducción de las diferencias de capital social y simbólico. Por lo demás, si el objetivo declarado y el principio legitimador de la educación pública ha sido propiciar la igualdad de oportunidades, parece lógico sospechar que la externalización de servicios educativos alterará este fundamento al introducir lógicas de gestión que pasan por la maximización del beneficio económico y la atención diferenciada del alumnado.

Las transferencias en materia de educación a las comunidades han supuesto una nueva oportunidad para reforzar la segregación en la escuela. El gobierno del PP no se ha caracterizado por su discreción a la hora de apoyar la enseñanza concertada, tal y como señalan medidas recurrentes como la cesión de suelo para centros de titularidad privada, los importantes beneficios fiscales de los que gozan, la omisión de construcción de escuelas públicas en nuevos barrios, etc. De este modo, la enseñanza pública ha ido perdiendo terreno frente a la concertada y privada, hasta el punto de que Madrid es una de las pocas comunidades autónomas en las que la mayor parte del alumnado acude a escuelas de gestión privada. De hecho, en el curso 2006-07 sólo el 37 % de los alumnos escolarizados en Enseñanzas de Régimen General asistió a un centro público en el municipio de Madrid. La distribución geográfica de este porcentaje manifiesta la clara especialización social de la enseñanza pública en los segmentos sociales más desfavorecidos. Baste comparar que en el distrito de Salamanca (el tradicional barrio burgués de la ciudad), sólo el 15 % de los alumnos asistían a un centro público, mientras que en Villaverde (núcleo del sur industrial) este porcentaje se elevaba al 61 %.

La inmigración ha venido a reforzar además esta frontera de clase en materia educativa con otra de carácter étnico, que se manifiesta de forma meridiana en el hecho de que en ningún distrito existe una correspondencia entre las ratios concertado-privado-público de los alumnos nativos y aquéllos que provienen del extranjero. Así, si solamente el 33 % de alumnos nativos acuden a colegios públicos madrileños, el porcentaje de los alumnos de procedencia extranjera es casi el doble. Si se consideran los casos por distrito, teniendo especialmente en cuenta aquéllos en los que la población inmigrante no es de origen europeo, el porcentaje suele superar el 70 %. De este modo se declina la famosa «libertad de educación» esgrimida repetidas veces frente a cualquier denuncia contra los privilegios de la enseñanza concertada y privada: los padres prefieren el colegio concertado, aunque sea peor, que «mezclar» a sus hijos con pobres e inmigrantes.

De otra parte, a esta segregación se ha añadido recientemente un conjunto de nuevos dispositivos que promueven una fuerte diferenciación interna dentro de los propios centros públicos. Se trata de la diversificación curricular, las diferentes compensatorias (interna, externa, aulas de compensatoria externa, etc., que separan a los alumnos según su rendimiento y actitud) y las aulas de enlace (para una supuesta inmersión lingüística rápida) recogidas como Medidas de Atención a la Diversidad, y que se supone deberían facilitar la integración y «poner al nivel» a alumnos que por distintos motivos no pueden seguir las clases de su curso de referencia. Obviamente, lo que se observa es que una parte importante de la población inmigrante en edad escolar, así como de los chicos y chicas de los grupos sociales «menos favorecidos» y de todos aquéllos que no se comportan en clase como se espera, han acabado siendo derivados a estos servicios, convertidos ahora en una suerte de cuneta o escombrera del sistema escolar. Valga como botón de muestra que si bien en el curso 2006-07 los extranjeros sólo suponían el 12,2 % de todos los alumnos de Enseñanza General en la Comunidad, representaban el 52,8 % de los alumnos que asistían a las aulas de compensatoria.

A pesar de las buenas intenciones declaradas y de los recursos invertidos, estas medidas de atención a la diversidad parecen haber sido muy poco eficaces en términos de inclusión escolar. Pocos son los alumnos que se reincorporan a la vida escolar «normal», pocos los que reducen su absentismo, y pocos también los que sacan provecho de estos dispositivos para su inserción laboral. De hecho, en muchos casos esta diversificación conlleva la interiorización de una posición de inferioridad. La probada falta de eficacia de estas medidas induce la sospecha de si no serán otros sus objetivos reales. Por otra parte, no sólo son los grupos minoritarios –migrantes extranjeros y alumnos de bajo nivel socioeconómico– los derivados a estos servicios, sino que muchas veces las propias diferencias que, en teoría, valorizan estos dispositivos, son utilizadas como coartada para explicar el fracaso escolar, desestimando los factores socioeconómicos. En definitiva, la operación última de este modelo educativo parece ser la de convertir la segregación de etnia y clase social en un problema de nivel académico o de disciplina, soslayando las causas reales de los problemas que amenazan a una institución al borde del colapso.

Como era de esperar por todo lo dicho, la Comunidad de Madrid no sólo no ha intentado solucionar estos problemas, sino que ha creado una lista paralela de interinos para estas medidas, de lo que resulta una gran rotación laboral de profesionales y una gran falta de coordinación con los profesores «regulares». De hecho, algunos de los dispositivos de diferenciación educativa, como la Compensatoria Externa, se están subcontratando a empresas privadas, derivando así el problema al sector privado al tiempo que se genera un nuevo «nicho de negocio».

La gestión de la heterogeneidad en la escuela a través de la diferenciación por nivel apunta hacia un tipo de políticas públicas que ya no se dirigen, ni siquiera de manera formal, a un futuro inclusivo y equitativo. En conjunto, la reducción relativa del peso de los centros públicos, el trato de favor a los centros concertados y privados y la externalización progresiva de servicios produce un vaciamiento de este pilar social que es la educación pública.

Manifiesto por Madrid

http://www.observatoriometropolitano.org

Categorías:Movilizaciones

Stop a las camisetas verdes de la Escuela Pública

ARTÍCULO  MUY BUENO, LECTURA RECOMENDADA:

http://rafa-almazan.blogspot.com/2011/10/stop-las-camisetas-verdes-de-la-escuela.html?utm_source=twitterfeed&utm

Stop a las camisetas verdes de la Escuela Pública

El conflicto contra la privatización de la enseñanza sigue en todo lo alto. Los profesores en Madrid mantienen la tensión esperando que se paren los atropellos que se están cometiendo contra la educación pública.

En los últimos cuatro años, con un aumento del 6% de alumnos, la enseñanza pública cuenta con un 20% menos de profesores. Mientras, el presupuesto de la enseñanza pública ha bajado un 40% contra el aumento del 11% en la privada.  En los últimos diez años se han construido 200 centros públicos contra 700 centros privados, la mayoría de los cuales ha sido edificado en suelo público, cedido gratuitamente. Hoy los centros privados y concertados son mayoría en la CAM.

 Desde hace varios años los ataques contra la Educación pública han sido constantes y desde hace tres años descarados. Esta año la famosa circular de julio donde se obliga a los profesores a impartir dos horas lectivas más, no ha sido sino la gota de agua que ha hecho derramar el vaso. Que ha hecho que los profesores, junto con la comunidad escolar y muchos ciudadanos hayan estallado y se hayan unido para defender lo público. Ese bien, cada día más escaso.

Y, sin duda, la consejera Figar y la lideresa Aguirre están nerviosas. Si no, no es posible que hayan denunciado a la Federación Giner de los Ríos por un supuesto y falso enriquecimiento delictivo por la venta de camisetas en pro de la enseñanza pública.

Es vergonzoso ver cómo una individua responsable de la CAM se gasta 111 millones de euros en publicidad, otorga beneficios a las familias que llevan a sus hijos a la escuela privada por valor de 90 millones de euros y quiere cargarse la pública para ahorrar 80 millones.

A todo esto sumemos que es capaz de denunciar a una institución por algo que es legal y que representa unos pocos miles de euros que sólo sirven para ayudar a los gastos que generan las convocatorias en favor de la enseñanza pública.

Están nerviosos, la señora Aguirre está nerviosa. Sabe que han descubierto sus planes secretos: La sustitución paulatina de la Enseñanza Pública por la Privada, y que eso ha provocado una de las movilizaciones sectoriales y ciudadanas mayores de los últimos tiempos.

Y es que la cuestión es grave, como la lideresa ve la dificultad, ataca cualquier cosa para dispersar la atención, las camisetas verdes la ponen nerviosa. Tanto que ha sido capaz, en comandita con esa delegada del gobierno, María Dolores Carrión, –como será la Sra. Carrión que dicen que el PP si gana la va a renovar en su cargo– de prohibir que, por la calle de Alcalá, pasaran personas con la camiseta verde de la Educación Pública. Parece mentira pero es verdad. El vídeo muestra como el otro día, aguerridos policías nacionales impedían el paso por el tramo de la calle de Alcalá, donde está la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, a quienes llevaban la camiseta verde. Increíble pero cierto.

¿Es concebible tal hecho? Pues sí, viniendo de la Sra. Aguirre y de su amiga Mª Dolores Carrión, cualquier cosa es posible. Hasta saltarse derechos tan elementales como el de pasearse con una determinada prenda. La CAM y la Delegación del gobierno tratan a los profesores como delincuentes. Han perdido los papeles. Esperemos que con la presión que se mantiene les haga recapacitar. Si no lo logramos, la Educación Pública tiene los años contados.

Nos jugamos mucho en el intento. Vean lo que puede ocurrir:

Salud y República

Categorías:Movilizaciones

En Madrid ya hay más centros de Secundaria concertados que públicos

http://www.elplural.com/politica/la-ola-privatizadora-de-aguirre-ha-provocado-que-en-madrid-haya-mas-centros-de-secundaria-concertados-que-publicos/

Las calles de Madrid se han llenado en las últimas semanas de profesores, padres y alumnos que han protestado contra los recortes de Esperanza Aguirre en la educación pública. Ella ha negado que se trate de recortes, pero lo cierto es que la presidenta madrileña ha puesto en marcha un plan de privatización del sector desde su llegada al Gobierno regional.
 

Según datos ofrecidos por el diario Público, desde el año 2004 se han creado 83 centros concertados, de los cuales 70 ofrecen educación Secundaria. En la actualidad, hay más centros de Secundaria concertados que públicos y el número de privados ha ascendido a 95. De los 83 nuevos colegios concertados, 49 de ellos son laicos y 33 religiosos. Entre estos últimos 10 son de tendencia ultrarreligiosa.

FETE UGT denuncia que Aguirre ha regalado suelo a empresas
Eduardo Sabina, secretario general de la FETE UGT Madrid, un sindicato que ha hecho un estudio pormenorizado del modelo educativo de Aguirre, denuncia que la presidenta madrileña ha regalado suelo a empresas, que han encontrado en la educación pública un gran negocio.

En el Ensanche de Vallecas, Las Tablas, Sanchinarro…
Según este estudio, en los nuevos desarrollos urbanísticos de la comunidad, donde surge la necesidad de centros educativos, como el Ensanche de Vallecas, Sanchinarro o Las Tablas, si el Ayuntamiento correspondiente está gobernado por progresistas, como es el caso de Rivas Vaciamadrid se le niega la creación de un centro público hasta que acepte uno concertado. En cambio, si el municipio está gobernado por el PP ni siquiera se valora la creación de un colegio público, y se opta por ceder el suelo a una empresa con un canon beneficioso.

La falsa cooperativa Alfedel
La cooperativa Alfedel, fundada en Valdemoro en 1995, gestiona 17 colegios concertados en Madrid. Según la exconcejal de IU de Majadahonda Dolores Dolz se trata de “una falsa cooperativa que exige a sus socios 48.000 euros para entrar”. Gecesa S.A., propiedad del presidente de los empresarios madrileños, Arturo Fernández, gestiona los fondos públicos de seis colegios en Madrid. Según Público, ninguno de ellos cumple con los criterios prioritarios que dice la ley y además no son centros donde se garantice la gratuidad.

La cesión a Arturo Cantoblanco
La Comunidad de Madrid cedió a la empresa Arturo Cantoblanco 30.000 metros de una parcela pública para edificar el Colegio Peñalvento, en Colmenar Viejo, a través de un acuerdo que comprende la cesión durante 50 años por un canon anual de 7.500 euros al año.

La promesa de la consejera Figar
Como ya informó ELPLURAL.COM, la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, confirmó en agosto de 2010, en un encuentro de la organización ultracatólica Comunión y Liberación, en Rímini (Italia), la apuesta del Gobierno de Aguirre por la educación privada y prometió a esa organización religiosa la gestión de más centros con fodos públicos, ya que, según dijo solo cuenta con dos en Madrid.

Los logros de Aguirre y Figar
La consejera de Aguirre ofreció satisfecha los logros en esa dirección: “La escuela pública representa el 52%; la concertada, el 33% y la completamente privada, el 15%. Dentro de estos centros [concertados] dos tercios son de educación católica”, detalló Figar.