Archivo

Archive for noviembre 11, 2011

Entrega de premios a los mejores alumnos de la CAM, y un chaval con una camiseta I AMO LA ESCUELA PÚBLICA!

noviembre 11, 2011 1 comentario

Categorías: Movilizaciones

Concierto por la Enseñanza Pública de tod@s para tod@s

noviembre 11, 2011 1 comentario

 

Sábado 12 de noviembre a las 18 horas y aquí debajo unas fotos del magnífico concierto de Sol, no os lo perdáis:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Categorías: Movilizaciones

Crónica verde, otro vídeo genial

 

Categorías: Movilizaciones

Educación ve indicios de dos faltas graves en el caso del director expedientado de Valdemoro

noviembre 11, 2011 1 comentario

http://www.sermadridsur.com/noticias/educacion-ve-indicios-de-dos-faltas-graves-en-el-caso-del-director-expedientado-de-valdemoro_20664/

Educación ve indicios de dos faltas graves en el caso del director expedientado de Valdemoro

El director del IES Maestro Matías Bravo ya tiene la resolución del expediente abierto por permitir las protestas contra los recortes en educación. Podría conllevar una suspensión de tres años, aunque ahora se abre un periodo de alegaciones.

 

Según Javier Lizasoain, que continúa manteniendo su prudencia y rechaza realizar declaraciones públicas, la Dirección de Área Territorial le ha trasladado este jueves el pliego de cargos en el que se le achacan dos faltas tipificadas como “graves”, y que podrían conllevar una suspensión por un máximo de tres años y el cambio de centro.

Son las conclusiones a las que llega la DAT-Madrid Sur después de analizar la denuncia del padre de un alumno que acusaba a Lizasoain de permitir la colocación de pancartas y tazas de váter en protesta por los recortes en la educación pública. Unas acciones que, a juicio de los investigadores, suponen una especie de extralimitación en las funciones de director. Con el expediente abierto, ahora Lizasoain tiene diez días en los que puede presentar alegaciones aconsejado por sus abogados.

Por su parte la comunidad educativa de Valdemoro ha expresado su apoyo al director Lizasoain, que a su vez ha agradecido la actitud de todo su claustro. Precisamente mañana está convocada una manifestación, “el día 12 a las 12:00”, por la defensa de la escuela pública en el municipio. La manifestación pretende denunciar los recortes en educación, pero según Pedro Tejero, profesor del municipio, no es contra nadie, sino a favor de la educación.

La marcha recorrerá la ciudad desde la Glorieta del Universo o “del astronauta” hasta la plaza de la Constitución.

 

 

Categorías: Movilizaciones

La prevaricación de Figar en Riminí ahora subtitulada

 

Vota por el desempleo de profesores con el PP

 

Repetir una mentira hasta convertirla en verdad

noviembre 11, 2011 1 comentario

http://www.kaosenlared.net/noticia/repetir-mentira-hasta-convertirla-verdad

Repetir una mentira hasta convertirla en verdad

Qué lejanos quedan los días en los que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y su consejera de Educación, Lucía Figar, presentaron con todo el boato y dispendio al que nos tienen acostumbrados (1,8 millones de euros) la campaña publicitaria «Respetemos y apoyemos a nuestros profesores». Pensada para reparar la imagen del profesorado, esta iniciativa promocional estuvo acompañada por la elaboración de la Ley de Autoridad del Profesor, según la cual se investía de «autoridad pública» a los docentes de la Comunidad de Madrid. Gracias a esta ley, los profesores gozan en la actualidad de «presunción de veracidad», por lo que la palabra de un educador se presume veraz y, por lo tanto, prevalece sobre la persona que no disfruta de tal distinción si no aporta pruebas.

Unos meses después, la comunidad de docentes de la enseñanza pública madrileña se pregunta de qué le sirve esta presumida veracidad si en la Comunidad de Madrid nadie les cree. A los profesores se les llamó «mentirosos» cuando se comprobó que ningún preceptor o periodista había manipulado una epístola oficial plagada de faltas de ortografía; se les acusó de «vagos» aunque demostraron que trabajaban más de 18 horas, y, cuando se insinúo que protestaban movidos por no sé qué adhesión política, ellos aseguraron que luchaban por la defensa de una educación pública de calidad. No obstante, pese a ser autoridades públicas, para el Gobierno de la Comunidad, los profesores seguían siendo mentirosos, vagos y «de la ceja». Desde el comienzo de las protestas de los profesionales de la educación pública, Esperanza Aguirre y allegados han utilizado la mentira y el insulto sistemáticos para imponer unos recortes que menoscaban de manera crítica la educación pública de la Comunidad de Madrid. Mentiras que redundan, con la esperanza de que al alcanzar el millar de repeticiones estas se conviertan en realidad.

A Paul Joseph Goebbels se le reconoce como un gran seductor de masas y como tal actuó al frente de la maquinaria propagandística del gobierno nacionalsocialista alemán. Mediante un decálogo de los métodos impulsados por el dirigente nazi, comprobamos cómo el discurso de Goebbels ha sido asimilado e implementado por el Gobierno de la Comunidad de Madrid con terrorífica fidelidad.

1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo. Muchos no entendíamos la fijación de la presidenta de la Comunidad de Madrid por asociar al cuerpo de docentes con ese magma imaginario al que se refería con «el PSOE, IU, los sindicalistas, los indignados y los de la ceja». Hacía tiempo que teníamos la seguridad de que era de recursos limitados y bastante dada a la broma chusca, pero de ahí a que en cada comparecencia pública la condesa consorte de Murillo se refiriese a los profesores con alguna enumeración absurda acabada en «y los de la ceja» pues, qué quieren que les diga, que se hacía raro. Por eso, cuando la caterva de consejeros, portavoces en medios de comunicación y demás correligionarios continuaron con la misma estrategia de identificar a los profesores con un grupúsculo donde se amalgamaban 15emes e intelectuales que simulan dibujar una ceja con su dedo índice, tuvimos que admitir que, lejos de ser una muestra más de la indigencia intelectual de los miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid, más bien se trataba de eso, de «simplificar al enemigo», reducirlo a un símbolo básico; de manera que ya no eran profesores reclamando mayor inversión en la educación pública sino violentos perroflautas y actoruchos venidos a menos.

2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.No hay que perder de vista el contexto en el que se realizan todas estas declaraciones, es decir, en plena campaña electoral. Es de justicia económica ahorrar esfuerzo; así que, por qué no aprovechar que vilipendio a unos docentes para importunar un poco a la oposición. Y a IU. Y a los indignados de la puerta del Sol, que tan incómodos han sido este verano. Y a los sindicatos, claro que sí, nunca está de más. Reunirlos a todos en un mismo sujeto, en una misma categoría: todo lo que se opone a ella o a su partido es, simplemente, el mismo enemigo.

3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Cuando a Ignacio González, vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, le preguntaron si tenía constancia de que la Consejería de Educación estuviese amenazando a una profesora por denunciar que se había visto obligada a impartir clases de francés a pesar de que su especialidad era la lengua y la literatura, este contestó que no tenía constancia de que profesora alguna estuviese siendo presionada por la administración, sin embargo, hete aquí la transposición, sí conocía el caso contrario, «el de profesores que están llamando a la Consejería de Educación denunciando que están siendo acosados por el claustro u otros profesores del centro con el fin de que se unan al calendario de protestas por los recortes». Obviamente todo son patochadas sin ningún fundamento, y el vicepresidente y portavoz no aporta ni una sola prueba al respecto. Mientras, el caso de Nadia Saffouri, la profesora en expectativa de destino obligada a enseñar francés, está bien documentado, así como las represalias emprendidas contra ella desde la Consejería de Educación: la Consejería ha presionado a Nadia para que rectifique públicamente; al mismo tiempo, ha sido trasladada a otro centro. Como todos los docentes saben, el caso de Nadia no es aislado. La cabecera 20 Minutoscalcula que «más de 200 profesores dan clases de asignaturas que no dominan». Tanto la inspección como la Consejería, claro está, tenían conocimiento de que esto estaba sucediendo en los centros que ellos gestionan, y lo saben porque son sus máximos responsables, ya que los recortes de personal y recursos que llevan aplicando en los últimos años han provocado que las direcciones de los institutos hagan verdaderos malabarismos para cuadrar los horarios. Hasta el votante más recalcitrante del PP entiende que esta situación es responsabilidad directa de la Consejería de Educación, encargada de la inspección de los centros y de gestionar los recurso de la educación pública, empero para la ínclita propagandista la culpa es de los profesores; por eso no duda en amenazarlos conbrujería gitana: «Si algún profesor da una materia no afín, se le caerá el pelo».

4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. Durante las primeras semanas de septiembre, los profesores celebraron numerosas asambleas para consensuar un calendario de protestas y paros. A la consejera de Educación, Lucía Figar, aquella manera, democrática y a mano alzada, de decidir le tuvo que recordar a esas que los indignados celebraban en las plazas. En realidad es difícil dilucidar el complejo mecanismo de asociaciones que se llevó a cabo en las meninges de la consejera para llegar a la siguiente conclusión: «En las asambleas de profesores están los que pegan a los peregrinos». Para quien no esté al tanto de las andadas de los perroflautas, les diré que estos organizaron una marcha laica coincidiendo con la visita de Benedicto equis, uve y palito, el cual, a su vez, se hizo acompañar por millares de pubescentes con mochilas. Durante la marcha no se tiene constancia de que ningún peregrino fuera agredido sino verbalmente, no así los del bando laicista, que buenos cachiporrazos recibieron por obra y gracia de los cancerberos de la moral, es decir, el cuerpo de antidisturbios de Madrid.

Otro caso aún más evidente de cómo el Gobierno de la Comunidad de Madrid transfigura un hecho accidental convirtiéndolo en algo transcendental lo encontramos en la disputa por las dos horas más de clases que la Consejería pretende imponer a los profesores. Así, la oposición de los docentes a asumir las instrucciones de inicio de curso se  enfoca desde la parte más anecdótica e interesada. La negativa a realizar dos horas lectivas de más no es lo importante del conflicto sino una anécdota respecto al monumental desastre que supone la aplicación de las directrices de inicio de curso (pérdida de profesores para guardias, laboratorios, desdobles; aumento del número de alumnos por aula; aumento del profesorado que imparte asignaturas no afines; fin de las horas destinadas a preparar las extraescolares, reuniones de departamento, etc.), desastre que es la verdadera razón de la unánime protesta del profesorado.

5. Principio de la vulgarización. «Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar». Si por algo se ha caracterizado siempre el discurso de Esperanza Aguirre es por lo vacuo de su contenido y por su exposición simple y popular. No es de extrañar, por tanto, que uno de los primeros medios de comunicación que utilizó para propagar sus insultos y amenazas contra los profesores fuese El programa de Ana Rosa, matinal de variedades donde lo mismo se discute de alta política con contertulios recién salidos de la casa de Gran Hermano 15 que se ilustra a las ancianas de cómo sujetar bien fuerte y en la sobaquera el monedero para que ningún caco les robe la pensión a la salida del mercado. Cuando los elogios de la presentadora («estás esbelta y con mejor tipo que nunca») le permitieron intervenir, Aguirre no dudó en hacer publicidad de su gestión: «la educación y los servicios sociales y el transporte público madrileño son de la máxima calidad al menor precio». Pero como a Ana Rosa estos temas ni le van ni le vienen porque lo más cerca que ella ha estado de utilizar un servicio público es una vez que se despistó y entró en el Metro de Serrano pensando que era una tienda de Gucci, pues cambió de tema en cuanto pudo y pasó a hablar de la dieta Dukan y sus resultados en la esbelta figura de la presidenta. «Me he quitado cinco kilos. Me han dicho que la grasa es muy mala para el cáncer», aseguró la entrevistada. Ese mismo día, miles de personas se agolpaban frente al edificio de la Consejería de Educación exigiendo la revocación de las instrucciones de principio de curso.

6. Principio de orquestación. «La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas». «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad». Padres, directores de institutos, distintos intelectuales, centenares de profesores, alumnos, todos ellos han confeccionado un prolijo argumentario en contra del deterioro de la educación pública madrileña. Se ha hablado de desvío de fondos a través de exenciones fiscales, de prevaricación, de dilapidar recursos, de miles de despidos, de horarios que incurren en delito, de aulas que se masifican, de optativas que desaparecen y laboratorios que no se abren, de guardias, de tutorías, de orientadores, etc. El Gobierno de la Comunidad de Madrid acusa recibo de todas estas críticas y contesta, con erratas y sin ellas, repitiendo un mismo mantra ya explicado en la bíblica epístola de San Aguirre a los profesores: «todos los Profesores de Educación Secundaria tienen que completar su horario hasta veinte horas semanales». Se redunda y refrenda con angustiosa saña esta misma idea: tan sólo se les pide que trabajen dos horas lectivas más, «es una tremenda irresponsabilidad protestar por tener dos horas lectivas más» (Cospedal dixit), «los funcionarios del Ayuntamiento trabajan más que los profesores» (Botella dixit), «la mayoría de los madrileños trabaja más de 20 horas» (Aguirre dixit) , «el que se pongan en huelga por trabajar 20 horas semanales no lo va a entender nadie», (Figar dixit), «nada justifica una huelga política, irracional y absurda contra la ampliación de jornada lectiva», (Gonzálezdixit),  etcétera y etcétera. Da igual quién hable y qué cargo político ostente, el discurso es idéntico y converge en una misma idea: los profesores son vagos e insolidarios. También dan igual las consecuencias de este aumento lectivo (ya hemos dicho, escasez de personal, horarios ilegales, recursos que se pierden…), de la misma manera que no importa que los docentes se desgañiten aseverando que las protestas y los paros van más allá de una simple reivindicación laboral. Aunque no llevo la cuenta, me temo que ya hemos superado el millar de veces que se ha repetido la misma mentira; si hacen falta más, Aguirre & Cía. no cejarán de intentarlo con un millar más, qué duda cabe.

Nada nos sorprenderá ya de quienes fueron capaces de negar varias veces la existencia de la huelga del día 22 en una televisión pública y de mentir respecto al seguimiento de la misma. Si hace semanas mandaron a las cámaras de Telemadrid a centros concertados para hacer el seguimiento de la huelga (“Todo transcurre con absoluta normalidad” aseguraba la reportera desde uno de los centros cuyo profesorado, obviamente, no estaba convocado a la huelga), quién nos asegura que mañana no nos desayunemos con la retransmisión de la huelga de docentes desde alguna céntrica churrería madrileña.

7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones. Si Esperanza Aguirre ha demostrado ser una sobresaliente maestra en el discutible arte de la charlatanería, no menos facultades acredita a la hora de generar todo tipo de noticias intranscendentes, contradictorias y vacías. Hubo una época en que la sonrisa crispada de la condesa ocupó más tiempo en los informativos de TeleMadrid que el mismo logotipo de la cadena. Se dice que, tocada por una ubicuidad seudodivina, en alguna ocasión fue capaz de inaugurar al mismo tiempo un hospital y un tramo de carretera cuya titularidad ni siquiera correspondía a su comunidad autónoma. Ahora, aunque sigue protagonizando los noticiarios, su exposición a las cámaras es menor, tal vez porque, presumida como es, considere que la tersura de su actual cutis no soporta ya los primeros planos. En los últimos meses, el protagonismo en los medios no lo consigue cortando cintas sino facilitando titulares a diestro y siniestro. Por ejemplo, en relación con el polémico asunto de las tutorías, en un principio avisó de que se suspendían las horas dedicadas a tales menesteres; en menos de una semana, rectificó y propuso que una hora de tutoría se destinara a impartir refuerzos de distintas asignaturas; poco después quiso hacer creer al personal que estas serían individualizadas y además generosamente retribuidas; al final (aunque esto tiene visos de no tener fin) lo que el profesor haga en dichas horas queda a voluntad discreccional de cada centro. Por supuesto, nadie sabe qué demonios pretendía esta señora hacer con las tutorías sino eliminarlas, no obstante cada uno de sus disparatados anuncios contó con una amplia cobertura informativa. Con similares pretensiones de despiste y confusión, la presidenta dio bastante de qué hablar en los medios de comunicación a propósito de quién se escondía detrás de las protestas de los docentes: primero, sindicalistas liberados; hora, indignados violentos; después, amigos de Rubalcaba; mañana, la hidra roja. La connivencia de los medios a la hora de diluir la verdad en un maremágnum de informaciones atropelladas y titulares sin pies ni cabeza ha servido a Aguirre para adueñarse de la portavocía mediática acallando a sus contrincantes.

8. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen al adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines. Este punto merece poco desglose por puro evidente. No ha habido contestación alguna a los argumentos esgrimidos por los profesores. No hay mejor manera de desmentir una verdad que dejándola sin respuesta. De hecho, pese a que los prebostes del Gobierno de la Comunidad de Madrid se han prodigado en prensa, radio y televisión para defender las mismas memeces de siempre, nunca han encontrado una voz opuesta que defendiera la posición contraria. Por su parte, los medios de comunicación afines realizan con diligencia su trabajo y se suman al escarnio público de los docentes.

9. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.  Si los judíos de antaño eran unos usureros, los funcionarios de hoy son unos vagos. Y en concreto, la idea inveterada de que los profesores funcionarios trabajan poco y ganan mucho forma parte sustancial del imaginario español. Desde un principio, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha sabido excitar este rencor hacía el funcionariado. Para la consejera de Educación, los profesores son «funcionarios, personas que tienen el puesto de trabajo garantizado de por vida, que están a salvo de cualquier crisis económica, presente o futura y vienen de dos meses ininterrumpidos de vacaciones». Por lo tanto, teniendo en cuenta que son unos privilegiados, ahora más que nunca, en tiempos de crisis, es cuando hay que exigirles «un mayor esfuerzo». Los razonamientos de esta gente no por ser básicos son menos inicuos. Al presentar a los docentes como una casta favorecida y contraponerlos a los millones de afectados por la virulenta crisis económica, el Gobierno de Esperanza Aguirre lo que está insinuando es que los primeros son culpables de las penurias de los segundos.

10. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer mucha gente que piensa «como todo el mundo», creando una falsa impresión de unanimidad. Esperanza Aguirre se apropia de la voz del pueblo (no en balde, se disputa el puesto con Belén Esteban). Asume que sus palabras compendian el sentir popular o de otros colectivos: la huelga «no la entiende nadie» (curiosamente, las protestas de los profesores están siendo respaldadas por una amplia mayoría de los madrileños), «solo perjudica a las familias» (la Federación de Asociaciones de Padres y Alumnos   Giner de los Ríos ha manifestado su apoyo a los profesores). Para el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que unos funcionarios se acojan a su derecho a la huelga es una afrenta a los 5 millones de parados que en España han sido. De esta manera, familias, alumnos y parados, todos nadie, integran, quiéranlo o no, parte del colectivo refractario a las posiciones de los docentes. Falsa impresión de unanimidad: a los profesores «no les entiende nadie».