Archivo

Archive for marzo 17, 2012

De la inutilidad (relativa) de los colegios privados

 

Lectura imprescindible:

http://politikon.es/2012/03/15/de-la-inutilidad-de-los-colegios-privados/

De la inutilidad (relativa) de los colegios privados

Una de las señas de identidad de las familias de clase media-alta y alta son los colegios privados. Los padres, preocupados por la educación de sus retoños, desconfían de esa educación universal, generalista y gratis, y a grito de “you get what you pay for“, se apresuran a matricular a sus niños en algún prestigioso centro de enseñanza de esos que cuestan un montón de dinero. El chaval seguro que sale más culto, refinado e inteligente, con una formación de esas que lo deja como un elegido para la gloria.

Lo divertido de todo esto, sin embargo, es un pequeño secreto: los colegios privados no sirven para nada, al menos desde un punto de visto puramente educativo. Felix Salmon lo mencionaba el otro día, hablando de la obsesión de la gente con dinero de Nueva York de gastarse $32.000 al año en colegios superespeciales y superelitistas; un niño de clase media o media-alta aprende exactamente lo mismo en una escuela pública que en una muy exclusiva y privada institución de enseñanza. Si un chaval viene de una familia de renta media con padres atentos que tienen un montón de libros en casa (un indicador de cultura/ educación, por cierto), la mayoría de estudios señalan que no importa a qué colegio vaya, el resultado educativo será bastante similar. El colegio importa poco; lo importante es el entorno familiar y nivel educativo de los padres. No sólo eso, este es un resultado que aparece en múltiples estudios.  La diferencia se mantiene, de hecho, incluso entre centros educativos públicos “buenos” (digamos, concertadas de prestigio) y otros más pobres.

¿Por qué sucede esto? Empecemos por el lado educativo, por qué la calidad del colegio parece no tener demasiada relación con lo que aprenden los alumnos de clase media. La respuesta básica es socialización; un niño que está acostumbrado a ver a sus padres leyendo, manejando números o escuchándoles decir una y otra vez que ir a la universidad es muy importante y que tienen que pensar qué quieres se de mayor. No es sólo cuestión de disciplina, preocupación por las notas que sacan o ayudarles a hacer los deberes (aunque también ayuda), es simple cuestión de crecer en un entorno familiar en el que estudiar y leer es algo natural y cotidiano. Si a esto le añadimos estabilidad familiar, un entorno tranquilo, saludable y sin conflictos y un poquito de amor de madre, la misma naturaleza curiosa de cualquier renacuajo de siete años hará el resto del trabajo.

Queda explicar, sin embargo, por qué la gente insiste en gastarse cantidades absurdas de dinero en colegios que realmente no hacen demasiado para mejorar la educación de sus hijos. La respuesta, en este caso, no es tanto sacar buena nota en selectividad, sino asegurarse que sus hijos tengan las amistades “correctas”. No me refiero a eso de no mezclarse con la chusma de la pública, o algo parecido; la idea en este caso es contactos,  relaciones sociales y asegurarse que tu familia se mueve en el círculo de amistades que hace que la carrera profesional del chaval vaya bien encaminada. Es por este motivo que parece que media clase política catalana parece haber salido de un par de institutos de Barcelona (Escolapios de Sarrià y La Salle Bonanova), y la mitad de los banqueros de Connecticut parecen haber salido de Taft o Hotchkiss. Por el mero hecho de haber ido a un determinado instituto de la ciudad, uno acaba por tener en su agenda unos cuantos diputados autonómicos a poco que estuviera despierto. En el fondo es un buen negocio.

En cierto sentido, esta clase de decisiones son una señal muy clara que la igualdad de oportunidades es algo mucho más complicado y ambicioso de lo que parece en un primer momento. No basta con tener escuelas públicas decentes; uno necesita colegios públicos lo suficiente maravillosos para que los ricos decidan bajar a la tierra y mezclarse con la chusma de clase media. Segundo, y no menos importante, la calidad del colegio parece no importar para los niños que viven en familias medianamente acomodadas, pero eso también implica que la calidad del centro educativo tiene una importancia descomunal para los alumnos de familias pobres.

También, por cierto, explica uno de los secretos del éxito de lugares como Finlandia, Holanda o Corea para conseguir resultados tan buenos de movilidad social: tener relativamente poca gente pobre (y un estado de bienestar estupendo) realmente hacen las cosas bastante más fáciles. Esto de la igualdad de oportunidades que tanto me gusta mencionar sale realmente muy caro. Pero eso es para otro día.

http://politikon.es/2012/03/15/de-la-inutilidad-de-los-colegios-privados/

Categorías:Movilizaciones

Manifiesto en defensa de la Enseñanza Pública y los Servicios Públicos en el marco del Estado de Bienestar

http://www.fe.ccoo.es/ensenanza/menu.do?Noticias:327573

Las decisiones que están adoptando la mayoría de los gobiernos de recortar el gasto social, a través del empeoramiento de las condiciones de trabajo y de la destrucción de empleo público, ponen en riesgo el Estado del Bienestar, patrimonio de todos, al que apenas los ciudadanos españoles nos hemos ido acercando estos últimos años.

El Estado del Bienestar tiene su base en la existencia de unos servicios públicos de calidad, universales, accesibles y que respondan con eficacia a las necesidades de las personas, sobre la base del principio de igualdad. Sin servicios públicos no pueden atenderse las necesidades de la ciudadanía en el mundo actual.

Tras cuatro años de profunda crisis económica, se sigue argumentando que, para salir de ella, se requiere una reducción del gasto social y una minoración de los sistemas fiscales y, en definitiva, una menor presencia de la actuación de los poderes públicos y una menor inversión en los servicios públicos. El resultado es evidente: cada vez estamos peor. Ese no es el camino.

Además, todos los expertos indican que el gasto en Educación es la mejor inversión posible para el futuro de los pueblos, y más aún en un país como el nuestro, que llegó tarde al desarrollo de las sociedades europeas avanzadas y que, hasta hace pocos años, tenía muy graves carencias educativas, incluso en la formación básica de la ciudadanía.

Los recortes en la educación pública están viniendo tanto por el empeoramiento de las condiciones de trabajo del profesorado (reducciones salariales, aumento de la jornada laboral, recortes en otras prestaciones como los complementos en situación de baja por enfermedad, etc.) como por la adopción unilateral de medidas de aumento de la ratio, de la disminución de grupos, de la desaparición de los diversos programas de ayuda y refuerzo al alumnado, etc., lo que está provocando el recorte de las plantillas de los centros y una fuerte reducción del profesorado interino. Además se acaba con la jubilación anticipada,  se congelan las ofertas de empleo público docente y se reducen gravemente las partidas para gastos de funcionamiento de los centros educativos y las destinadas a infraestructuras y equipamiento.

Ni los años de bonanza ni la actual crisis económica han afectado a todos por igual. En los años buenos, mientras muchos se enriquecían, los docentes y los profesionales del sector público educativo tuvimos unos crecimientos retributivos modestos. Los que realmente se beneficiaron entonces son los mismos que ahora pretenden hacer cargar todo el peso de la crisis sobre los empleados públicos. No podemos aceptar ni los recortes salariales ya aplicados, ni los nuevos que pretenden aplicarnos, ni el empeoramiento de nuestras condiciones laborales, que además van a impedir que más de 50.000 universitarios recién titulados se incorporen en los próximos años al sistema educativo público. Se está condenando al paro más absoluto, al subempleo o a la emigración a varias generaciones de jóvenes formados en nuestras universidades. No podemos callarnos cuando estamos despilfarrando la mayor riqueza de nuestro país, su capital humano, el mejor formado que nunca hemos tenido en nuestra historia.

Actualmente la enseñanza pública llega a todos los rincones de nuestro país, desde la isla más pequeña hasta el pueblo más aislado de las montañas, desde el centro de las ciudades hasta sus barrios más alejados, es decir, allí donde nunca será rentable para la iniciativa privada. Es la que asegura la escolarización de toda la población allá donde esté.

La enseñanza pública acoge a todo el alumnado, sin ningún tipo de discriminación ni de selección previa.

La enseñanza pública ha impulsado el avance de nuestro país en esta última etapa histórica y ha sido clave de nuestro contrato social, porque ha sido la mejor garantía del derecho constitucional a la educación.

En definitiva, la enseñanza pública es la única que garantiza la igualdad de oportunidades, la cohesión social, la superación de las desigualdades de origen, la vertebración de toda la sociedad en un objetivo común y el progreso individual y social de todos, no de unos pocos.

Consideramos que los servicios públicos de interés general son fuente de desarrollo económico, creación de empleo, prosperidad y cohesión social.

Defendemos la gestión pública directa  como mejor fórmula para procurar el acceso universal a los servicios públicos, de favorecer la equidad y calidad de los mismos, incluyendo su acceso en las mismas condiciones en el ámbito rural, de garantizar y tutelar el ejercicio efectivo de los derechos subjetivos a la salud, a la educación y a la atención social, así como de evitar desviaciones en la gestión mediante la adecuada acción inspectora.

Por ello, entendemos que hay que financiar adecuadamente la enseñanza pública, hay que protegerla de los recortes presupuestarios y de las consecuencias de la mala gestión de la crisis económica.

El mantenimiento de las políticas sociales y de igualdad es un principio y un derecho irrenunciable. La evolución de los estados democráticos en Europa ha estado vinculada al desarrollo del Estado de Bienestar Social, conocido como el Modelo Social Europeo.

En España la población empleada en el sector público es inferior al 10%, mientras que la media en la UE-15 alcanza el 16%. NO es verdad que, como norma general, en España sobren empleados públicos. Las medidas de ajuste, contención del gasto público y tasas de reposición muy restrictivas están provocando un mayor deterioro y destrucción del empleo público. Por ello exigimos la convocatoria de amplias ofertas de empleo público en todas las comunidades autónomas.

El gasto social destinado a mantener y mejorar la red pública educativa, además de la sanitaria y del resto de servicios sociales, es la mejor inversión que las administraciones públicas pueden hacer para favorecer la salida de la crisis.

Madrid, 13 de marzo de 2012

Categorías:Movilizaciones

El PP valenciano distribuye entre sus cargos un argumentario para desacreditar a los docentes

Parece que el PP está empeñado en desacreditar a los docentes de la Escuela Pública y además está haciendo un buen trabajo:

http://www.elplural.com/2012/03/14/el-pp-valenciano-distribuye-entre-sus-cargos-un-argumentario-para-desacreditar-a-los-docentes/

El PP valenciano ya tiene una respuesta para hacer frente a las protestas de estudiantes, docentes y padres por los recortes en Educación. No pasa por reunirse con la comunidad educativa para conocer sus necesidades, ni por hacer un replanteamiento de la política de derroche llevada a cabo por la Generalitat y que ha dejado las arcas públicas tiritando. Los ‘populares’ valencianos se han sacado debajo de la manga un argumentario político que ha puesto en manos de todos sus consejeros, diputados y concejales en el que niega los ajustes y culpan de la crispación en la calle a los profesores.

El documento, de 9 páginas al que ha tenido acceso el diario Levante, afirma que “los docentes han iniciado una serie de protestas por lo que ellos llaman recortes”, que “han empezado a raíz del anuncio del decreto de medidas urgentes, es decir, desde que se les pidió -a los profesores- un esfuerzo en parte de los complementos añadidos a su salario”.

Se pretende dañar la imagen de lña Comunidad Valenciana
El texto del PP asegura que la Generalitat “ha apostado, apuesta y apostará siempre por una educación universal, gratuita y de calidad. Cualquier especulación que se salga de esta afirmación es mentira y solo pretende, una vez más, dañar la imagen de la Comunitat Valenciana atancando a sus instituciones”.

Acusa a los docentes de absentismo
El argumentario del Gobierno valenciano subraya que los sueldos de los docentes “no se tocan”, a pesar del alto índice de absentismo, afirman, existe en esa comunidad, “del 27,7 por ciento cada mes”. También destaca las horas lectivas, sobre las que “el profesorado tampoco atiende a razones en cuestiones que nada tienen que ver ni con sus salarios ni con sus gastos de funcionamiento”.

Los sindicatos niegan los datos del PP
Estos argumentos utilizados desde el PP valenciano han sido negados por los representantes de los sindicatos docentes que han cuestionado más de una vez la cifra de bajas que maneja la conselleria de Educación.

Argumentos falsos
La Federación de Enseñanza del sindicato CC OO-PV ha considerado que este documento forma parte de “las mentiras del PP” y que “su objetivo es difundir argumentos falsos, desprestigiar al profesorado valenciano y desmovilizar las protestas contra los recortes”.

1.500 plazas menos
CCOO ha negado que no se esté reduciendo las plazas para profesores. “Dicen que no se ha echado a ningún trabajador y se esconden las cifras dadas por el Síndic de Comptes en las que se reconocen 1.500 plazas menos desde el curso pasado hasta ahora.

CECE y el panfleto Magisterio desprestigiando al profesorado de la Escuela Pública

Los señores que contratan a dedo pero pagando el erario público -Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE)- vuelven a las andadas…y el panfleto Magisterio lo difunde…  Cuando leas Magisterio en una DAT o sala de profesores tómalo en cuenta y que no te engañen porque son parte del lobby liberal:

http://www.magisnet.com/noticia/11443/Profesores/40-profesores-emplea-tic-principalmente-falta-formaci%C3%B3n.html

El 40% de profesores no emplea las TIC, principalmente por falta de formación

Por Magisnet

El 70 por ciento de los centros de Primaria y Secundaria carece de proyecto de informatización educativa y el 40 por ciento del profesorado no emplea las TIC en el aula, principalmente por falta de formación, entre otras causas.
No obstante, “no está demostrada” la relación entre la informatización educativa y una mayor calidad de la enseñanza y mejores resultados académicos, dvierte la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE). Esta organización ha presentado un nuevo estudio sobre la implantación de las TIC en 850 colegios e institutos de Secundaria obligatoria y postobligatoria en el curso 2010-11, el 82 por ciento públicos.

Seis de cada diez docentes utilizan estas tecnologías en el aula (66 por ciento en los centros privados), pero un 35 por ciento que estarían dispuestos a usarlas, no se atreven. El 45,4 por ciento de estos últimos aducen falta de formación; el el 39,2 por ciento, ausencia de equipos adecuados o problemas técnicos; y el 31,5 por ciento, inseguridad. Un 5 por ciento asegura que no está interesado en aplicar las TIC en ningún caso, mayoritariamente por motivos de edad (40,4 por ciento), no confían en que sirvan a los alumnos (14,9 por ciento) y por falta de formación (12,5 por ciento).

La formación es el “cuello de botella” de la tecnología, ha comentado el director del Instituto de Técnicas Educativas de CECE, Mariano del Castillo, quien ha denunciado la práctica de comprar equipación informática antes de analizar las necesidades del centro y de que el personal haya adquirido las destrezas para su empleo adecuado. Sin embargo, aproximadamente tres de cada cuatro docentes aseguran que han recibido ya formación en TIC y la mitad de todo el profesorado en el año último. CECE considera que la formación informática del profesorado no debe ser de tipo básico, sino orientada a la función educativa.

En cuanto a los centros, la mitad de los que tienen un programa propio de informatización (30 por ciento) reconocen que no lo evalúan con un sistema de indicadores de desarrollo y cumplimiento de objetivos del mismo. De esta manera, sólo el 15 por ciento tendría un proyecto tecnológico educativo bien orientado. Esto, según Del Castillo, es bastante grave, ya que está primando “la apariencia, o la prisa o la política o la competencia o la moda” en la implantación de las TIC. El proyecto de informatización de centro se debe al impulso de la dirección en el 73,7 por ciento de las ocasiones.

El 77 por ciento de centros cree que hace un uso “adecuado” de las TIC, aunque el 15,6 por ciento reconoce que “se desaprovechan bastante”. De media, el 28,8 por ciento de colegios e institutos admite tener un presupuesto específico para TIC, pero uno de cada tres de éstos dedica menos de 1.000 euros al año. El 8,5 por ciento dedica entre 6.000 y 12.000 euros, cuando eran el 18 por ciento hace tres años, una bajada relacionada con la crisis económica. De ese presupuesto, menos del 9 por ciento se dedica a preparación del profesorado, lo que no acaba de casar, según Del Castillo, con que la mitad de los docentes se hayan formado en el último año, algo que podría deberse a recursos puestos por las administraciones. Aparte, el 20 por ciento de los centros ha vivido problemas con el uso de las redes sociales (34,5 por ciento en los institutos) por parte del alumnado, relacionados con fotos y comentarios en la red, aunque un 45 por ciento ha informado a las familias sobre recomendaciones de uso.

En comparación con el informe anterior (curso 2007-08), el número medio de ordenadores por centro ha pasado de 55 a 86, un tercio de ellos portátiles. De estos equipos, 25 son destinados a uso de profesorado, cuando la media de docentes es de 35 por centro La cantidad de ordenadores en aulas ordinarias se ha doblado también, para pasar a 15,57. “Se está imponiendo el modelo impulsado por la Administración de introducir las TIC en medio de las aulas y no sólo como apoyo a la docencia, un modelo muy caro y cuya influencia positiva en el aprendizaje de los alumnos no está avalado por la evidencia empírica”, según insiste CECE.

Los videoproyectores han pasado de tres a seis de media por centro y el 96 por ciento de colegios e institutos tienen pizarras digitales, 3,6 de media.

Categorías:Movilizaciones