Inicio > IMPRESCINDIBLES > Pregunta a Figar sobre Director IES Beatriz Galindo

Pregunta a Figar sobre Director IES Beatriz Galindo

escuela_pública

 

Parece que la gente despierta con el tema de los equipos directivos puestos a dedo:

http://www.apabeatrizgalindo.es/index.php/43-noticiasies/303-pregunta-a-figar-sobre-director-ies-beatriz-galindo

Interpelación Parlamentaria en la Asamblea de Madrid a la Consejera de Educación sobre el caso del IES Beatriz Galindo:

1.11 Expte: PCOP 551/13 RGEP 6395
Autor/Grupo: Sr. Salvatierra Sanz (GPS).
Destinatario: Gobierno.
Objeto: Valoración que hace la Consejería de Educación, Juventud y Deporte del procedimiento y proceso de elección de director de los Institutos Beatriz Galindo, Pío Baroja y Marqués de Suanzes. Se adjunta documentación.

Para la formulación de su pregunta a la señora Consejera de Educación, Juventud y Deporte, tiene la palabra el señor Salvatierra, del Grupo Parlamentario Socialista.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Muchas gracias, señor Presidente. En primer lugar, quiero dar la bienvenida a los padres y madres de alumnos del instituto Beatriz Galindo. La pregunta es la siguiente: ¿qué valoración hace la Consejería de Educación, Juventud y Deporte del procedimiento y proceso de elección del director de los institutos Beatriz Galindo, Pío Baroja y Marqués de Suanzes? Muchas gracias, señor Presidente.

 

    El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señoría. Tiene la palabra la señora Consejera.

    La Sra. CONSEJERA DE EDUCACIÓN, JUVENTUD Y DEPORTE (Figar de Lacalle.- “Desde los escaños.”): Gracias, señor Presidente. Señoría, los procesos de elección en esos institutos se han llevado a cabo conforme a la normativa vigente. Gracias, señor Presidente. (“Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.”)

    El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Consejera. Tiene la palabra el señor Salvatierra.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Gracias, señor Presidente. Desde luego que conforme a la normativa vigente no se ha llevado a cabo el proceso de selección de estos alumnos. Pero, como hemos estado entretenidos en una serie de galimatías acerca de lo que significa una palabra o no, le voy a hacer dos preguntas, señora Consejera. La trama Gürtel ¿es o no es corrupción? ¿O es una obra de caridad de una organización genovesa? Acláremelo. Y la segunda: los sobresueldos ¿son sueldos en un sobre? ¿Sí o no? Acláremelo, por favor.

    El Sr. PRESIDENTE: Por favor, señoría, aténgase a la cuestión.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Sí, si me estoy ateniendo.

    El Sr. PRESIDENTE: No, no se está ateniendo a la cuestión. Señor Salvatierra, aténgase a la cuestión, por favor.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Lo que pasa es que es un Pleno que aquí todo el mundo habla de todo, pero…

    El Sr. PRESIDENTE: No, no. Aténgase a la cuestión.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Usted, señora Consejera, sabe que la normativa vigente se ha conculcado en este proceso de selección de directores en tres institutos; esos institutos son el Pío Baroja, el Marqués de Suanzes y el Beatriz Galindo. En estos institutos los directores no han sido elegidos como fija la ley, sino que han sido nombrados a dedo; de este modo, lo que ustedes consiguen, como bien sabe, señora Consejera, es fomentar una red de fieles.
    En el instituto Beatriz Galindo existía un preacuerdo del Consejo Escolar, la Inspección y el Área Territorial para nombrar a un profesor del centro. Sin embargo, llegó la subdirectora de Inspección de Madrid doña Belén Aldea y, cambiando lo acordado, nombró a Carlos Romero Aires, que era director del instituto Marqués de Suanzes. En este instituto hizo otro nombramiento a dedo, y nombró a Ángel Ibáñez Castresana. Otro tanto ocurrió en el instituto Pío Baroja: el director se jubila, no sacan su plaza a elección, como era preceptivo -y usted bien lo sabe-, y doña Belén Aldea, de nuevo, nombra a dedo a Francisco Javier Aparicio. Todas estas plazas debieron haber salido a elección, pero no, nombraron director a dedo con nocturnidad y alevosía. Pero el caso más sangrante ha sido el nombramiento del director del Instituto Beatriz Galindo, don Carlos Romero Aires. Se le nombra sin haber presentado un proyecto como director, como es preceptivo; sin embargo, lo que resulta más bochornoso es su forma de gestionar el centro, que es personalista, arbitraria y caprichosa. Dirige el centro, como usted bien sabe, señora Consejera, contra el claustro de profesores y del Consejo Asesor; atropella reiteradamente los derechos y las competencias de los profesores y tutores; no convoca los claustros preceptivos. Ha hecho obras ornamentales, como el arreglo de la capilla, muy importante; el barnizado de los bancos, también sumamente importante, y el acristalamiento de algunas salas. Estas obras se fraccionaron para no salir a concurso…

    El Sr. PRESIDENTE: Señor Salvatierra, vaya terminando, por favor.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Sí, señor Presidente. Se fraccionaron para no salir a concurso, y ascienden a cantidades elevadas para el presupuesto del centro; obras, además, innecesarias. Además, ha hecho pintar las aulas a los alumnos, según el Director, para ahorrar presupuesto. Muy interesante.

    El Sr. PRESIDENTE: Señor Salvatierra, termine, por favor.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Termino. Señora Consejera, le pido que revoque el nombramiento de este director rampante. Si lo hace, empezaremos a creer que usted comienza a tomarse en serio la mejora de la dirección de los centros. Diga algo esperanzador a los padres aquí presentes; que hoy salgan de aquí aliviados, pensando que ha merecido la pena venir a la Asamblea y que, por tanto, han superado la angustia de tener que estar todos los días…

    El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Salvatierra.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): En una situación con un director que solamente ha sido nombrado a dedo porque…

    El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señor Salvatierra.

    El Sr. SALVATIERRA SARU (“Desde los escaños.”): Muchas gracias. (“Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.”)

    El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias. Tiene la palabra la señora Consejera.

    La Sra. CONSEJERA DE EDUCACIÓN, JUVENTUD Y DEPORTE (Figar de Lacalle.- “Desde los escaños.”): Muchas gracias, señor Presidente. Señoría, vuelvo a decir que los nombramientos de estos directores que usted ha traído aquí esta tarde se adaptan a lo establecido tanto en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común como a lo establecido en la Ley Orgánica de Educación. 
Vayamos caso por caso, señoría. Lo que ocurrió -ha citado usted tres casos -en el Beatriz Galindo fue que el director comunicó a la Consejería su intención de jubilarse con posterioridad al proceso ordinario de selección de directores, que se convocó en abril del año pasado, por lo que hubo que designar a un nuevo director. Normalmente se atiende a lo que dice el Reglamento Orgánico de Centros y se nombra a un jefe de estudios, normalmente al del centro. ¿Qué ocurrió? Que los dos jefes de estudios de ese instituto también se jubilaban y, por tanto, se procedió a nombrar en comisión de servicios para un periodo de dos años a una persona con experiencia en dirección de centros y que reunía todas las condiciones que exige la normativa aplicable. Eso es lo que se hizo en el Beatriz Galindo.
En el Marqués de Suanzes, señoría, que había quedado vacante, lo que se hizo fue proceder a nombrar otro director y se atendió lo que especifica el Reglamento Orgánico de Centros: se nombró al jefe de estudios del mismo centro.
En relación con el tercer instituto, con el IES Pío Baroja, que era un instituto muy grande, con más de 1.700 alumnos, se desdobló dando lugar a dos institutos: el Pío Baroja y el Pedro Salinas, y por tanto, hubo que nombrar a dos directores; en uno se procedió a nombrar a otra persona y en otro precisamente se nombró al jefe de estudios del centro, siguiendo lo que establece el Reglamento Orgánico de Centros.
Por tanto, lo que hemos hecho creo que es poso sospechoso, y es en dos de los tres casos nombrar al jefe de estudios que ya estaba ahí; en el tercer caso no fue posible sencillamente porque los dos jefes de estudios del Beatriz Galindo también se jubilaron. Además, señoría, la normativa que prevé los nombramientos hasta cuatro años, lo hemos hecho por dos, precisamente para que acaben el mandato establecido y los siguientes se puedan elegir conforme a los procesos de selección ordinarios teniendo en cuenta la votación del claustro, etcétera. Eso es lo que hemos hecho, señoría. Sabe usted que el nombramiento de la mayoría de los directores de instituto -hemos nombrado 34 en este curso- se realizan por el procedimiento establecido ordinario, pero hacemos uso el procedimiento extraordinario; en esos casos no hace falta y, desde luego, son los tres que usted ha citado aquí. Gracias, señor Presidente. (“Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Popular.”)

El Sr. PRESIDENTE: Muchas gracias, señora Consejera. Pasamos a la siguiente pregunta.

 

Categorías:IMPRESCINDIBLES
  1. Manuel
    junio 9, 2013 en 9:50 am

    Cuándo estos mandamases del Partido popular pisarán el suelo de la realidad o… ¿ es que son MENTIROSOS COMPULSIVOS, incapaces de decir algo que se ajuste a la realidad y la verdad ?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: