Inicio > IMPRESCINDIBLES > Morir matando…

Morir matando…

Interesante reflexión:

http://iuquijorna.blogspot.com.es/2015/02/morir-matando.html

No cabe duda que las noticias llegadas desde la Consejería de Educación de Madrid esta semana son, como mínimo, para reflexionar. Una nueva convocatoria de oposiciones inaudita y traicionera al cuerpo de profesores de secundaria con un sonrojante y vergonzoso reparto de plazas y especialidades. Es el último ataque al predilecto puching ball de la administración, los interinos.
Todo empezó hace unos años, por arte de magia los interinos dejaron de cobrar el verano, iniciándose un proceso de entrada-salida que anulaba las “vacaciones” estivales de todos aquellos que no tenían su plaza. La crisis, su crisis, despertaba el odio furibundo de la cúpula de Génova 13 hacia todo el profesorado: “Solo trabajan 20 horas y se quejan, con la que está cayendo”, lo recordáis, seguro que sí. Nuestra jefa, Esperanza I de Castilla, nos arrojaba a los leones del gran público y nos tildaba de vagos y egoístas, éramos un grupo endogámico y sectario que vivía a cuerpo de rey mientras el resto caía despedido en una vorágine de lujo y vida resuelta.
La marea verde fracasó y nuestro declive pasó a ser crónico. Nos metieron los bilingües con sus nativos sin opositar; nos cambiaron los reglamentos de las listas de interinos, adiós a los cursos de formación, adiós al valor de la experiencia docente, bienvenida la precariedad, el ERE continuado; y nos decían: Tienen que trabajar los mejores, por eso la gente con idiomas puede tener vacantes prácticamente con firmar. Cada convocatoria de oposiciones nos hacía sentir como aquello improbable era cada vez más lo imposible, con cifras ridículas y fuera de toda lógica, 2000 opositores para 20 plazas… Pero no habíamos tocado fondo, siempre puede haber algo más, alguna artimaña para castigar de manera más hiriente al cada vez más numeroso colectivo interino: nos inventamos una convocatoria cuando NUNCA lo habíamos hecho, en años impares, y con cifras incalificables.
Puede parecer que este texto es marcadamente subjetivo, y claro que lo es, pero no quiero dejar escapar ciertas cifras que refrendan mis reflexiones anteriores. Voy a tomar una especialidad, por ejemplo Geografía e Historia, con ella pretendo ejemplificar la totalidad del colectivo.
Nuestros geógrafos e historiadores se han presentado a 2 oposiciones los últimos años y deberán hacerlo de nuevo este 2015. 3 años atrás se ofertó la jugosa cifra de 30 plazas, 25 el año pasado y 7 éste. 62 plazas en 3 años, no son ni el 10% de la totalidad de interinos de dicha especialidad que están trabajando, más de 600 (400 de la lista 1, 100 de la lista 2.1, más bilingües y parciales). Yendo a la terrorífica convocatoria de este 2015, las 7 plazas no cubren ni el 1% de las necesidades de la especialidad en Madrid. Luego… ¿A qué responde esta vil traición de nuestra querida Lucia?, permíteme que te tutee ya que estás todos los días en mis pensamientos y oraciones, la respuesta es mucho más fácil de lo que creemos.
Desterrando, como ha quedado demostrado objetivamente con las cifras, la posibilidad de que sea una necesidad por falta de profesorado en las listas o para dar estabilidad al cuerpo de profesores…, permítanme una gran carcajada, debemos ir más allá. Dos son las líneas que guían mis pensamientos, líneas que seguramente se acaben tocando en alguna parte del camino: No podemos ir, si, pero nos iremos matando, es obvio, el colectivo del profesorado ha sido activo, poco para mi gusto, en las reivindicaciones, y, ya que a los fijos no os podemos tocar, vamos con los primos de siempre, los interinos. Simple, muy simple, pero no creo equivocarme. Segundo eje: Con convocatorias en los reino aledaños a Madrid de dominio popular, vamos a matar dos pájaros de un tiro, por un lado no saturamos las Comunidades limítrofes de opositores madrileños, por otro, ya que vamos a pactar las fechas de los exámenes o presentaciones para que coincidan, conseguimos mantener nuestras interminables listas de Madrid (especialmente necesarios son los bilingües), es decir, mis interinos son míos.
Es aquí donde empieza la lucha, estudiaremos, si, pero también ejerceremos nuestros derechos ante los antojos de dirigentes sectarios que juegan con el esfuerzo y el trabajo de muchos por meros elementos ideológicos o electorales. Esta es la voz de Izquierda Unida y su pelea por la calidad de la enseñanza y del profesorado. Lali Vaquero, responsable de educación en la Asamblea de Madrid, del grupo parlamentario de Izquierda Unida, va a encabezar una serie de acciones políticas en la cámara para defender nuestros ínfimos derechos como interinos, en nuestra mano está unirnos o como siempre, quedar para llorar por los rincones.
Daniel Núñez
Categorías:IMPRESCINDIBLES
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: