Archivo

Archive for the ‘Acciones’ Category

Análisis comparativo de las horas lectivas de los profesores en 31 paises, incluida España

septiembre 6, 2011 5 comentarios

http://www.facebook.com/note.php?note_id=215817525139489

Ahora que algunas comunidades autónomas tratan de recortar gastos despidiendo profesores y haciendo trabajar a los que quedan alrededor de un 11 % más, ya que se les aumenta el número de horas lectivas de 18 a 20 a la semana, tal vez sea interesante comparar el número de horas lectivas anuales que imparten nuestros profesores en comparación con otros países, sin olvidar nunca que un profesor no se dedica solo a impartir lecciones, claro. tiene guardias, preparación de clases, corrección de exámenes, reuniones, atención a visitas de padres, papeleo burocrático, etc. No cometamos el error de Esperanza Aguirre cuando insinúa que solo trabajan 18 horas a la semana.

Pues bien, en un informe de la OCDE sobre la enseñanza tenemos un gráfico guapo con la comparativa de horas anuales lectivas impartidas por los profesores de unos cuantos países.

Como podemos ver, los profesores españoles están situados en el puesto 12 de los 31 analizados, a un nivel similar a Inglaterra, Irlanda o Bélgica.

Ciertamente tiene menos horas lectivas que Estados Unidos o México, que son los que más horas lectivas tienen, pero más que Finlandia o Corea, que son los países que mejor resultado obtuvieron en el último informe PISA.

Si incrementemos su carga lectiva en un 11% en secundaria y en un 8% en primaria, nos situaremos a nivel de Australia en secundaria y de Nueva Zelanda en primaria (quintos y terceros del mundo en carga lectiva). No es que menosprecie el sistema educativo Australiano, pero prefiero compararme con Finlandia, que tan buena fama tiene y tal vez algo tenga que ver la carga lectiva de los profesores.

Y ya sabemos que hay que recortar gastos de algún lado, pero el horario completo de los profesores es de 37 horas y media (como el todos los funcionarios) según el BOE, contando horas no lectivas y lectivas. Subir el horario en un 11% es superar las 40 horas semanales.

Parece ser que no basta con bajarles el sueldo y congelárselo después un año más, habiendo perdido ya un 10% de poder adquisitivo.

¿Por que no subimos el horario de todos los funcionarios a 40 horas y ya está?

¡Digo yo!

¿O en un país con más del 20% de paro no sería mejor reducir el número de horas de trabajo a todo el mundo para dar trabajo a los parados?

¡El mundo al revés!

Entrevista a Enrique J.C., profesor madrileño

septiembre 6, 2011 1 comentario

 

http://hablandorepublica.blogspot.com/2011/09/entrevista-enrique-jc-profesor.html

 

Entrevista a Enrique J.C., profesor madrileño.

 

0

Hablando República |5 de septiembre de 2011


La semana pasada se dieron a conocer los planes de recortes en el área de educación en la Comunidad de Madrid, Navarra, Galicia y Castilla La Mancha. En la Comunidad de Madrid, los delegados sindicales de los profesores han iniciado un encierro en la Dirección del Área Territorial de Madrid-Capital.

En Hablando República hemos entrevistado a Enrique J. Carrera, profesor en la enseñanza pública madrileña, para conocer mejor el estado de los encerrados y la situación educativa que les ha llevado a la lucha.


Hablando República: Es ya el quinto día de encierro de seis delegados sindicales de las Juntas de Personal Docente de la Comunidad de Madrid en la sede de la Consejería de Educación, ¿cuáles son sus exigencias y, por extensión, las de quienes les apoyan?

Enrique J.C.: La principal exigencia es la retirada de las instrucciones de inicio de curso dictadas por la Consejería de Educación de la comunidad de Madrid las cuales dejan sin trabajo a miles de profesores e imposibilitan el inicio de curso. La calidad de la enseñanza está siendo atacada por una reducción drástica de los cupos de profesores (las protestas nada tienen que ver por las dos horas lectivas más que algunos llevamos años dando). El trasfondo de las medidas es la privatización de la enseñanza pública.
 
HR: ¿Cuál es la situación y el estado en que se encuentran los profesores encerrados?

E.J.C.: Desde el jueves han ido turnándose según los días los compañeros delegados sindicales y se encuentran bien, reciben alimentos y apoyos desde fuera. Pueden salir pero no volver a entrar al estar durante el fin de semana cerrada la D.A.T. (dirección de área territorial).
 
HR: ¿Se han acercado hasta el lugar representantes de partidos políticos u otras organizaciones? ¿Qué les han transmitido, en caso de que así sea?

E.J.C.: Total apoyo a su encierro en denuncia de los recortes salvajes en educación. Ha venido gente de IU (Llamazares el primero) PSOE, EQUO, UPyD y sindicatos sin representación en las juntas como STEM, CNT y CGT. También movimientos sociales como el 15M o Democracia Real Ya
 


HR: A lo largo de estos cinco días de confinamiento, ¿las autoridades educativas han dialogado con el personal docente para tratar de acercar posturas?

E.J.C.: Hasta esta mañana (lunes) no ha habido ningún acercamiento ni posibilidad de diálogo. El encierro busca iniciar un diálogo con la administración que ha impuesto estos salvajes recortes sin negociación ninguna con los representantes de los trabajadores ni con los directores ni familias.
 


HR: ¿Se han puesto en contacto las fuerzas de seguridad con los presentes?

E.J.C.: Hay personal de seguridad en el recinto las 24 horas.
 

HR: ¿Por qué, pese al apoyo ciudadano que se ha demostrado estos días hacia los educadores, hay tan solo seis personas ocupando la Consejería de Educación?

E.J.C.: NO se permite entrar durante el fin de semana, por eso no ha habido más gente. Los encerrados son miembros de las juntas de personal docente y tienen un espacio para reunirse allí. Son los portavoces o presidentes de las distintas juntas (Oeste, Norte, Sur, Capital y Este) y representan a CCOO, UGT y CSIF.
HR: ¿Está planeado que, de alguna forma en los próximos días, se incorpore más gente al encierro?

E.J.C.: El resto de los delegados de las distintas zonas están llamados a sustituir a los encerrados hasta que se les reciba por parte de la administración.
 
HR: Recién iniciado el curso académico, que dio comienzo el día 1 de septiembre, ¿puede relatarnos algún efecto concreto de los recortes en educación que ya haya sufrido usted o su entorno?

E.J.C.: Soy funcionario de carrera desde el año pasado y como otros 1300 compañeros no tenemos destino ni trabajo para el curso que viene. Miles de compañeros interinos que han aprobado varias oposiciones están ya en el paro y con ninguna perspectiva de trabajar durante el curso.
 

HR: ¿Cómo valora el hecho de que no haya horas de tutoría en Bachillerato y que en Secundaria a partir de ahora no sean lectivas?

E.J.C.: Demuestra el interés que tiene la administración por el alumnado y sus problemas. Religión se puede impartir con 1 solo alumno pero no hay tutorías desde hace años en bachillerato (una etapa clave) y en secundaria la confusión es total desde las instrucciones de julio (eliminan tutoría, luego dicen que se debe dar inglés o matemáticas, más tarde lo dejan a criterio del centro…)
HR: Los alumnos que no cursan la asignatura de religión en los centros públicos no deben, por orden expresa a los profesores, aprender nada nuevo ni reforzar contenidos ya explicados durante las dos horas semanales que sus compañeros asisten a clase de religión, ¿es esto legal? ¿qué opinan los educadores de esta decisión?.

E.J.C.: Estamos totalmente en contra de que los alumnos que no tiene religión tengan que estar haciendo deberes o matando el tiempo por culpa de una asignatura que se puede impartir incluso con 1 alumno. La gran mayoría de los alumnos no cursan la religión y sus profesores son nombrados por la iglesia sin participación de los centros ni la consejería de educación. Mientras no cambie la ley sí que es legal, aunque absolutamente absurdo. La mayor parte de la comunidad educativa opina que la religión debe estar fuera de los centros o al menos fuera del horario lectivo.
 

HR: De no verse satisfechas las demandas de los docentes, ¿qué otras acciones se valoran llevar a
cabo?

E.J.C.: El calendario de movilizaciones contempla acciones en cada centro, asambleas, pancartas, reuniones con padres, una concentración el día 7 de septiembre a las 18.00 horas frente a la Consejería de Educación (Calle Alcalá 32) y la o las huelgas que serán decididas en los centros y asambleas.
 
HR: ¿Correría peligro, por tanto, el inicio de curso tal y como estaba planteado desde las instituciones?

E.J.C.:El mensaje debe ser claro, el curso no puede empezar en estas condiciones, por nuestros alumnos, por sus familias y por los profesores despedidos. Los centros públicos no pueden aceptar estas condiciones de trabajo en las cuales profesores no especialistas tiene que dar asignaturas para las que no están preparados, las ratios de alumnos aumentan, se eliminan desdobles, apoyos, grupos pequeños,…. la calidad educativa y la tan cacareada excelencia no asoman por ningún sitio con estas instrucciones.

Agradecemos a Enrique su colaboración, y confiamos en que se atiendan las demandas enfocadas a preservar la educación pública, pilar esencial de la sociedad.

Categorías:Acciones

Carta de una profesora enviada a Público y EL PAÍS

MUCHAS GRACIAS SEÑORA AGUIRRE

¡¡¡Por fin!!! Estoy realmente encantada con trabajar 20 horas semanales y pensé que este día no iba a llegar nunca. ¿De verdad que ya no vamos a tener que cumplir con los artículos 70 a 81 de la Orden Ministerial de 29 de junio de 1994 que establecía que los docentes trabajamos 37 horas y media? ¿Es cierto que ya no tengo que permanecer en el centro 27 períodos semanales y dedicar 10 horas y media semanales a claustros, juntas de evaluación, preparar mis clases, preparar exámenes y corregirlos? ¿Ya no hay exámenes? ¿Puedo decir chorradas durante 55 minutos a 30 menores de edad porque ya no tengo que preparar lo que les voy a contar? ¿Me ha quitado usted por fin esas horribles horas complementarias en las que yo hacía guardias de patio? ¿No sustituiré a mis compañeros cuando falten, ni atenderé a la biblioteca a razón de 5 horas semanales? ¿Ya no tendré que coordinarme con mi jefe de departamento una hora a la semana para que supervise el cumplimiento de una programación que no tendré que preparar nunca más? ¿Ya no voy a ser tutora? Entonces… ¿Ya no tendré que acudir a esas tediosas reuniones de tutores para coordinar el plan de acción tutorial con la orientadora? ¿Ya no tendré que tratar nunca más en la hora de tutoría que, afortunadamente ya no existe, de temas tan intrascendentes para nuestros alumnos como la resolución de conflictos, la autoestima, el compañerismo, el tabaquismo, la anorexia, etc.? ¿No tendré que controlar el absentismo de los alumnos de la tutoría que nunca me asignarán? ¿No tendré que detectar nunca más las carencias, los problemas y las necesidades de mis alumnos? porque, entiendo que no tendré tiempo en mi horario semanal de 20 horas de clase mondas y lirondas para coordinarme con el departamento de orientación. ¿Ya no pasaré una hora semanal haciendo llamaditas a las casas para contactar con las familias e informar de cómo evolucionan los niños? ¿Ya no voy a tener que recibir nunca más a los padres preocupados por sus retoños porque sólo voy a dar 20 horas de clase semanales? Esto, además, aumentará enormemente la productividad en la comunidad de Madrid: ¿Qué es eso de pedir permiso en el trabajo para entrevistarte con el tutor de tu hijo?

Le transmito también el agradecimiento de los profesores de ciencias de mi centro pues ya no tendrán que preparar las prácticas de laboratorio que nunca harán. Por cierto, ¿vendemos el mobiliario y el material de los laboratorios del centro a la privada para sacar unas perrillas y superar el déficit o se lo regalamos a los de la concertada que son colegas? ¿Vendemos el fondo de la biblioteca que nunca más se abrirá? Podemos sacarnos un pastizal, sería una pequeña contribución de la educación pública para la creación de esa fabulosa policía autonómica que desea usted crear, si lo suma a lo que se ha ahorrado usted dejando en su casa a 1424 FUNCIONARIOS (NO INTERINOS) de secundaria sacaría adelante la policía y un ejército privado si se le pone a su señoría, que usted lo vale. También me comunican los compañeros de lenguas extrajeras que tiene usted más razón que una santa, que había que plantarle cara al Consejo de Europa: a los españoles no se nos dicta cómo se enseñan los idiomas extranjeros ¿Qué coño es eso de que los grupos deben ser reducidos para potenciar la práctica oral? Aquí a 30 niños que es como hemos estudiado todos hace 40 años y no veas cómo pilotamos en esto de los idiomas.

Como trabajo en un pueblo, los padres me preguntan si vamos a tener agrupamientos flexibles en lengua y matemáticas para los alumnos que necesitan una atención más pormenorizada y les he comunicado que evidentemente no, que había que quitar docentes para superar el déficit y que su deber como buen madrileño es dar de comer a los de las academias, que tienen que salir de la crisis. En la escuela pública no se dan clases particulares. Por cierto, el colectivo de academias se suma al agradecimiento porque la recuperación de materias pendientes corre ahora de su cuenta.

Los alumnos de compensatoria, unos 25 niños que están bastante perdidos, me piden que, como les corresponde medio profesor de esa especialidad para atenderlos, si podíamos hacer algo para que les tocase la mitad que tiene aparato fonador, que las piernas no les valen.

El TIC no dice nada porque ya no hay. De todos modos ya no necesitamos ordenadores para entrar en Internet, eso lo vamos a hacer cuando, después de trabajar 4 horas diarias únicamente, volvamos a casa y no tengamos clases que preparar ni exámenes que corregir.

¿QUEDAMOS ENTONCES EN QUE PASO DE 37 HORAS Y MEDIA A 20 Y QUE ME VA A SUBIR EL SUELDO POR EL TRAUMA QUE ESTO ME OCASIONA?

ES USTED MI HEROÍNA SEÑORA AGUIRRE.

TRANSMITA MIS RESPETOS A LAS SEÑORAS FIGAR Y DELIBES, SIN CUYA INESTIMABLE AYUDA, ESTO NO HABRÍA SALIDO ADELANTE.

Por cierto, si admite usted sugerencias de una admiradora: aumente usted el horario a los presentadores de los telenoticias de TELEMADRID que está muy feo que trabajen 5 horas semanales y cobren lo que cobran.

UN SALUDO DE UNA DOCENTE AGRADECIDA

Categorías:Acciones

Nando J genial: Desprestigio e irresponsabilidad

 

http://esodelaeso.blogspot.com/2011/09/desprestigio-e-irresponsabilidad.html?spref=tw

Desprestigio e irresponsabilidad

 
La desunión y el desprestigio. Dos armas fáciles -tan peligrosas como irresponsables- y muy eficaces en tiempos de crisis. Esos son los instrumentos que la Consejería de Educación está empleando contra sus profesores en un acto de cinismo que nos hace recordar aquella -vana y derrochadora- campaña del “Apoya a tus profesores” como un carísimo (1’8 millones de euros, nada menos) ejercicio de humor negro.

Es irresponsable que nuestra Presidenta afirme ante las cámaras televisivas que trabajamos solo 18 horas y que aumentar esa cifra a 20 es lo menos que podemos hacer para no agraviar comparativamente al resto de los madrileños. Es irresponsable que solo corrija esa falaz cifra a través de su cuenta de Twitter, jamás en un medio masivo como los empleados para el desprestigio de nuestro colectivo. Es irresponsable que los medios -no todos, pero sí la mayoría- sigan presentando esas famosas dos horas como el núcleo del conflicto. Y es irresponsable, en definitiva, que se convierta en chivo expiatorio a un colectivo -el del profesorado de la pública- que resulta un blanco fácil para la ira de quien, lamentablemente, no goza de una posición laboral estable.

En ese continuo libelo contra los docentes -que tan rápidas adhesiones consigue desde una posición acrítica-, se obvian datos insignificantes, nimios, apenas perceptibles, como los siguientes:

– se silencia que la mayoría de los profesores madrileños ya teníamos horarios con 19, 20 y hasta 21 horas lectivas durante los dos cursos pasados (en mi caso, por ejemplo, en 2010-11 tuve 19 horas lectivas dentro de las 37,50 h de mi horario oficial: repito, solo del oficial), pues éramos conscientes de los recortes y fue preciso hacer esas ampliaciones poder mantener los desdobles y grupos flexibles, imprescindibles en Secundaria;

– se omite el hecho de que la mayoría de asociaciones de padres -así como la FAPA (Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres de Alumnos)- se han sumado en numerosos comunicados a nuestras reivindicaciones y las apoyan sin fisuras, pues son conscientes de que esta no es una pelea de gremio, sino una lucha por el sistema educativo público, por su necesaria pervivencia y su (ahora arrebatada) dignidad;

– se pasa por alto que no solo se está contribuyendo a un aumento del paro en nuestra Comunidad, gracias a los 3000 interinos que ya no trabajarán este año, sino que, además, se deja sin centro a otros 1000 funcionarios -con plaza- que no saben si impartirán clase o no durante este curso (tal y como informaba hoy, al fin, El País), a pesar de que los institutos siguen bajo mínimos y en los claustros resulta imposible comenzar las clases sin abarrotar las aulas;

– se silencia que la crisis y la protesta de padres y profesores se agravó e intensificó cuando se suprimieron las tutorías -curiosamente, solo en la pública-, algo que supone más trabajo para el docente y que, sin embargo, exigimos quienes creemos de veras en la educación, quienes sabemos de su importancia para la convivencia y el éxito escolar, quienes somos conscientes de la cantidad de problemas (son adolescentes, ¿lo recuerdan?) que se pueden llegar a afrontar en un aula de Secundaria;

– se calla la realidad de que, para ser un colectivo tan egoísta e insolidario, esta es una movilización en la que no hemos incluido una sola reivindicación salarial: no estamos pidiendo que se mejoren nuestras condiciones (es más, hemos rechazado las migajas que nos propone la Consejería). No estamos peleando por mantener privilegio alguno, estamos diciendo que podemos asumir esas horas de más si nuestros compañeros -esos 3000 interinos, esos 1000 funcionarios en expectativa- ocupan sus lugares en las aulas y nos ayudan en nuestra tarea educativa por el bien de nuestros alumnos;

– se oculta que la protesta no nace de un sentimiento corporativista -pueden ojear muchos posts de este blog para hacerse una idea de hasta qué punto detesto, en cualquier ámbito, el gremialismo- sino de la necesidad de reivindicar la calidad y la dignidad de la educación pública, a la que se le han recortado 80 millones de euros mientras se entregaban -vía regalo fiscal- 90 millones de euros a la privada;

– se disfraza la crisis educativa con proyectos autobombásticos, como el bilingüismo (¿cómo se trabajará ese bilingüismo, por cierto, en centros sin posibilidad de crear grupos de conversación?) o la excelencia (reservada a un único centro en toda la Comunidad y negada, de plano, a todos los demás alumnos de nuestra región) y se tapa así la supresión de refuerzos, desdobles, grupos flexibles y figuras tan necesarias como las de los orientadores y los profesores de Compensatoria (en mi centro, por ejemplo, no habrá ninguno en este curso), cuya labor con los alumnos con más problemas es, simplemente, insustituible;

– se aleja del debate el recorte de plazas para alumnos en FP y en Escuelas de Idiomas, algo que convierte a ambas enseñanzas en un futuro reducto exclusivo solo para aquellos que puedan pagárselas en la educación privada;

– se obvia que el profesorado sufrió y aceptó un recorte salarial -como todos los funcionarios- el curso anterior y que, si bien hemos contribuido a pagar la crisis (ajena) con una parte importante de nuestras nóminas, no recordamos -por contra- haber recibido beneficio alguno en tiempos de bonanza;

– se oculta que Madrid es una de las Comunidades que menos invierte por alumno y se insiste en que se busca la excelencia aunque se fomente, de facto, la mediocridad.

En síntesis, desde la Comunidad y su Consejería, se nos presenta a los docentes como el enemigo y se busca una catarsis rápida de las iras ajenas, haciendo alusión a nuestro -impopular- estatus de funcionarios -sin explicar jamás el proceso de años de estudio y las renuncias que eso conlleva, por cierto- y convirtiéndonos en privilegiados que se quejan de puro vicio. Y de puro vagos.

Es irónico que, para ser tan vagos y tan egoístas, nuestras demandas -en caso de ser atendidas- no vayan a servir para mejorar nuestras condiciones laborales. Por ejemplo, en mi caso, que soy funcionario con una plaza fija y destino laboral asegurado, veré cómo disminuye mi sueldo por cada día de huelga para, en caso de ser escuchados, acabar trabajando las mismas horas y por el mismo sueldo. Pero estoy dispuesto a perder cada euro que sea necesario para que mis compañeros recuperen sus puestos de trabajo y mis alumnos tengan la educación que se merecen, en aulas con ratios adecuadas, en centros con profesores suficientes, en un sistema educativo público que ha costado mucho crear y que ahora, ante los ataques salvajes de la Consejería, es momento de defender.

¿Todo este jaleo por dos horas más?

 

http://reacciondocente.blogspot.com/2011/08/todo-este-jaleo-por-dos-horas-mas.html

 

¿Todo este jaleo por dos horas más?

Publicado por Santi Ruiz
 
 
El pasado 4 de julio la Viceconsejería de Educación de la Comunidad de Madrid publicó las instrucciones para el curso 2011/2012, destinadas a los centros públicos no universitarios. Las novedades resultaron muy controvertidas desde el primer momento, pero hay una que ha dado lugar a varias malinterpretaciones: el aumento de horas lectivas en los horarios de los profesores. Esta medida afecta a los docentes de Educación Secundaria, Formación Profesional y Enseñanzas de Régimen Especial y ha sido muy comentada en diversos medios de comunicación, con muy distintos enfoques. Leyendo las palabras de la Consejera de Educación, Lucía Figar, quien casi dos meses después afirma que este aumento de horas irá acompañado de una subida “significativa” de sueldo, es difícil entender el motivo de las quejas de los profesores. ¿Pasar de 18 a 20 horas lectivas semanales, con un aumento salarial? ¿En tiempo de crisis? ¿Con la cantidad de trabajadores que están siendo despedidos, la tasa de paro juvenil, la necesidad de ahorro en el gasto público de todo el país?

Dada esta situación, parece necesario explicar qué consecuencias se derivan de este aumento de horas que puede resultar tan insignificante para cualquier lector que no se dedique a la docencia. En primer lugar, debemos mencionar que hasta hace dos años lo habitual era que un profesor impartiera 18 periodos lectivos, los que se refieren a la labor en el aula con los alumnos. La Orden que regula la organización y funcionamiento de los centros señala que estas horas pueden llegar a un máximo de 21 “excepcionalmente”. Es decir, que lo que hasta hace poco era una excepción se ha convertido en una norma. También conviene recordar que el horario de los profesores se completa con periodos complementarios (guardias, reuniones, atención a padres) y horas de libre disposición (preparación de clases, corrección, formación permanente), fuera del centro. Así, la jornada semanal llega a las 37’5 horas, similar a la de cualquier otro empleo.

Pero, ¿qué sucede si en lugar de 18 periodos lectivos hay que impartir 20?
Quizá la consecuencia más grave es que miles de profesores interinos dejan de ser contratados, la mayoría profesores de Educación Secundaria. Dicho así podemos interpretar la medida como positiva: la Comunidad deja de pagar un montón de sueldos superfluos y ahorra varios millones de euros. Pero hay otra lectura más completa. Uno de los logros de la escuela pública frente a la privada es la atención a la diversidad. Y para conseguir dicha atención es imprescindible que los centros dispongan de un amplio número de profesionales que puedan encargarse de los distintos niveles de aprendizaje a través de refuerzos y desdobles en matemáticas y lengua, clases de conversación en inglés, asignaturas optativas, compensatoria, guardias… Otra gran diferencia entre enseñanza pública y privada viene siendo la especialización del docente en la materia que imparte. Sin profesores interinos va a ser cada vez más frecuente encontrarse con asignaturas impartidas por no especialistas, es decir, que el profesor de Plástica imparta Educación Física, por ejemplo. Si a esto le sumamos el aumento del número de alumnos, es obvio que la labor de estos miles de trabajadores es absolutamente necesaria. Empleados que pasan a engrosar las listas de parados sin compensación alguna después de, en numerosos casos, haber trabajado para la Comunidad de Madrid durante varios años.
Pero… ¿y a los funcionarios? ¿Cómo les afecta un par de horas más de trabajo?
Un par de horas lectivas suele suponer un grupo más de alumnos, o lo que es lo mismo, unos treinta chicos y chicas más a los que atender. Una clase más que preparar, un montón más de cuadernos y exámenes para corregir… Todo ello comprimido en el mismo horario de trabajo. Eso significa una menor dedicación personal a cada alumno, ya que podemos adelantar que algunos profesores impartirán clase a un total de casi doscientos estudiantes. Mucho más trabajo después de los recortes sufridos durante el último año en el sueldo y las pagas extra.

¿Y a los alumnos? ¿Les repercute de alguna manera esta medida?

Si tenemos en cuenta que van a tener a menos profesores a su disposición y que éstos van a estar saturados de trabajo, parece claro que dos horas lectivas más van a conseguir mermar considerablemente la atención individualizada del alumnado, uno de los pilares de la LOE. Y va a ser muy difícil un correcto seguimiento por parte de sus tutores y  del equipo de orientación, escasearán las prácticas en el laboratorio, la oferta de asignaturas optativas…

Algo que parece tan simple como un pequeño aumento de las horas lectivas es en realidad un paso más en el deterioro paulatino de la Educación Pública. Educación que debería ser protegida por la Consejería, pero que finalmente tiene que ser defendida por el profesorado, que no pide trabajar dos horas menos, sino trabajar en unas condiciones mucho más favorables.

Los profesores no quieren “limosnas” a cambio de recortes

http://www.publico.es/espana/393602/los-profesores-no-quieren-limosnas-a-cambio-de-recortes

 

El Gobierno de Madrid advirtió, a través de su consejera de Educación, Lucía Figar, de que “no hay marcha atrás” respecto a la reducción de la plantilla de profesores de secundaria del 12%, sobre todo a costa de interinos, y el aumento del número de horas lectivas de los profesores titulares de 18 a 20 por semana. Figar anunció, sin embargo, que estas medidas irán acompañadas de un incremento salarial “significativo”. Pero la respuesta de los sindicatos ha sido contundente: “Los profesores no van a aceptar limosnas a cambio del deterioro de la educación”, señaló el portavoz de CCOO, Paco García.

En la misma línea, el secretario general de la Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT-Madrid, Eduardo Sabina, apuntó que este incremento salarial supondrá una compensación de cuatro millones, una cifra “ridícula” en comparación con los 125 millones que el Gobierno de Esperanza Aguirre ha recortado del presupuesto de la enseñanza pública, al dejar de contratar a 3.200 interinos.

“Las últimas cifras presentadas en la mesa sectorial de Educación situaban este incremento en 26 euros al mes para los tutores y en 13 para los jefes de departamento. Ni siquiera para todos”, sentenció Sabina. La Consejería de Educación de Madrid no quiso precisar una cifra concreta.

Por su parte, la vicepresidenta nacional del sindicato de profesores (ANPE), Carmen Guaita, anunció que se sumarán a cualquiera de las movilizaciones convocadas para el inicio de curso, al entender que con estos recortes “se están cargando la calidad de la educación”. Además, alertó de que “quitar tutorías para meter más horas lectivas denota desconocimiento de los que estas significan”, ya que, según explicó, son clave en esta etapa, cuando se abandona la supervisión constante del tutor, propia de Primaria.

Así, mientras se acerca el inicio del curso en Madrid 14 de septiembre, los sindicatos mantienen su amenaza de huelga, a la espera de que Educación frene los recortes previstos.

Categorías:Acciones, Movilizaciones

Los profesores madrileños no piden cobrar más; piden más recursos para sus alumnos y que no despidan a 3.200 profesores

http://ventanasdelfalcon.blogspot.com/2011/08/los-profesores-madrilenos-no-piden.html

Lucía Figar, la Consejera de Educación del Gobierno regional de Esperanza Aguirre, ha anunciado que los profesores recibirán un incremento salarial “significativo”, cuyo importe no ha precisado, “por ampliar su jornada lectiva de 18 a 20 horas semanales”. Esto lo hace a dos días de la gran asamblea de profesores que decidirá las distintas movilizaciones.

Las movilizaciones suceden en un contexto en el que el gobierno de Esperanza Aguirre ha recortado 125 millones de euros en la escuela pública y prescindirá de 3.200 profesores interinos que trabajan como docentes en centros públicos de secundaria, un 12.5% de la plantilla. A estos 3.200 profesores menos hay que añadir a los 2.500 despedidos el año pasado.
Los profesores trabajan 37.5 horas semanales, no 18
Lucía Figar dice que no hay ningún recorte ni ningún despido. Argumenta que la crisis justifica los recortes, a pesar de que el gobierno del PP en la Comunidad de Madrid regala 900 millones de euros a la educación privada-concertada.

Además, Figar ha escogido la táctica de desprestigiar a los profesores diciendo que sólo trabajan 18 horas a la semana. Ella sabe que no es así, que las horas lectivas llevan detrás horas de preparación, a parte de la labor tutorial que desempeñan los profesores. Lucía Figar sabe que la jornada de un profesor es de total de 37.5 horas semanales.

Los profesores no quieren limosnas a cambio de recortes
La promesa de subida salarial tiene como objetivo la división del profesorado y el desprestigio, disfrazando de codicia lo que solo es defensa de la educación pública. Los profesores no piden migajas ni aumento de sueldo, se pide que no desmantelen la educación pública. Los profesores no piden cobrar más, quieren que vuelvan los profesores despedidos y que se invierta más en educación.

El aumento de salario “significativo” a los profesores tiene como objetivo intentar calmar los ánimos, para dividir a la comunidad educativa, para echar una cortina de humo y no explicar las graves consecuencias que para la calidad de la educación pública van a tener estas medidas y para olvidarse de otras medidas, estrategias y recursos que van encaminados en la misma dirección.

La “subida”salarial incide en comprar voluntades.

Categorías:Acciones, Movilizaciones