Archivo

Archive for the ‘El ERE de Lucía FIgar’ Category

Proyecto ideológico: neoliberalismo y cristianismo

septiembre 8, 2011 2 comentarios

 

http://www.diagonalperiodico.net/Las-aulas-de-Madrid-inician-el.html

 

LAS BASES DEL MODELO EDUCATIVO

Proyecto ideológico: neoliberalismo y cristianismo

LA CONSEJERA FIGAR PRESUME DE SU APOYO A LOS CENTROS PRIVADOS Y RELIGIOSOS

Los mecanismos del proceso de privatización fueron desvelados por la propia Consejera de Educación, Lucía Figar, en Rímini (Italia), durante agosto de 2010 en un encuentro del grupo ultracatólico Comunión y Liberación. En su intervención, la consejera cuestionó las leyes educativas del Estado, reconoció su apuesta por la red privada de centros y ofrecía orgullosa datos como que las dos terceras partes de los centros concertados de Madrid son de educación católica. Figar tampoco ha puesto reparos en admitir, ante las críticas recibidas, que son “sólo ocho” los que segregan por sexos en las aulas. Por otro lado, a pesar de la disminución de las plantillas y los severos recortes, en 2011 el gasto en profesores de religión ha crecido un 8% esto coinice con la cesión de centros para el alojamiento durante la visita de Ratzinger este verano.

No obstante, el modelo educativo del PP en Madrid no simplemente participa de la ideología del catolicismo más conservador. Este modelo se enmarca también en la evolución de tendencia neoliberal que acompaña a los distintos sistemas de enseñanza. Esta situación fue descrita por el pedagogo y sindicalista belga Nico Hirtt en su análisis titulado Los tres ejes de la mercantilización escolar: “Ahora que la masificación ha llegado a su término, se conmina a la enseñanza a que vuelva a situar la instrucción del pueblo dentro de los límites que nunca debió franquear: aprender a producir, a consumir y, de forma complementaria, a respetar las instituciones existentes. Ni más, ni menos”. Desde la propia OCDE, en 1999, se confesaba que la nueva misión de la escuela pública era la de “asegurar el acceso al aprendizaje de aquellos que nunca constituirán un mercado rentable y cuya exclusión de la sociedad en general se acentuará a medida que otros van a continuar progresando”.

40 años de promoción de centros concertados

ORIGEN Y NATURALEZA FRANQUISTA DE LOS CENTROS CONCERTADOS

A pesar de que la Ley Orgánica de la Educación de 2006 induce a pensar que la red de centros privados subvencionados se crea a partir de la Constitución de 1978 con la LODE (1985) –primera ley educativa de la democracia española del ministro socialista Maravall–, el origen de estos centros se remonta al final del Franquismo. En los años del desarrollismo (entre 1950 y 1975), el escaso avance educativo en España lastraba la mejora económica.

Por esta razón, en 1970 se generalizó la educación primaria en España. Se trató de la primera ley educativa del siglo XX (LGE), que da subvenciones a los colegios privados para que asistan a ellos más estudiantes, muchos de los que antes no disponían de medios económicos.

Por supuesto, entonces existían colegios estatales, pero eran lugares de adoctrinamiento de identidad nacional y catolicismo. Con la citada Ley Maravall se optó por mantener la estructura legislativa de la ley de 1970 en lo básico, se ponía más dinero para educación, pero se preservó la relación económica con los centros privados. A partir de entonces se llamaron concertados. Estos son centros de gestión 100% privada, y en su mayoría católicos, que pueden seleccionar alumnos y profesores. En una noticia de la época, se confirma que en 13 años (1973-86) las subvenciones a estos centros se habían multiplicado por 100. En el caso de Madrid, cada centro público funciona con un presupuesto que triplica el de un centro concertado medio. Los centros públicos madrileños (en torno a un 50%) se sostienen con 1.850 millones.

Los concertados se financian con 850 millones, lo que supone el 60 o 70% del presupuesto necesario. El resto se cubre con cuota familiares, que cambia drásticamente según el barrio y el nivel de renta. La posibilidad de seleccionar en la matriculación permite que ésta sea más homogéneo y de sectores sociales más favorecidos. En un análisis publicado sobre fracaso publicado, el grupo de estudios del colectivo Baltasar Gracián afirmaba: “Si los centros concertados no atienden al mismo tipo de alumnado que los públicos y si los resultados de una y otra red no son semejantes, los fondos públicos pueden estar sirviendo para agravar los problemas que supuestamente pretendían resolver estas reformas… Parece, pues, importante conocer la relación entre resultados escolares, renta per cápita y titularidad de centro, si, verdaderamente, se quiere evaluar el carácter igualador de nuestro actual sistema educativo”.

 

Brillante artículo: Las aulas de Madrid inician el curso bajo mínimos

 

http://www.diagonalperiodico.net/Las-aulas-de-Madrid-inician-el.html

 

MADRID | ENTRE 2006 Y 2010, LA INVERSIÓN EN EDUCACIÓN PÚBLICA HA BAJADO UN 42%

Las aulas de Madrid inician el curso bajo mínimos

A inicios de julio, la Consejería daba a conocer sus nuevas instrucciones para el curso. Desde entonces la comunidad educativa no ha dejado de debatir cuál debe ser su respuesta ante estos recortes, incluida una posible huelga indefinida. Las medidas de ajuste no han dejado de producirse desde que la Comunidad asumió estas competencias en 2001.

- Diferentes tácticas, un mismo objetivo: el desprestigio de la educación pública

J.V.C. / Madrid
Martes 6 de septiembre de 2011.  Número 156

JPG - 100.7 KB
David Fernández
AGUIRRE. Siguiendo la política del PP la presidenta favorece la educación privada.

Con el inicio del verano, llegaron a los centros las instrucciones para el curso 2011-2012 de la Consejería de Educación. Las peores previsiones eran entonces confirmadas: a la subida de la carga lectiva por profesor (dos horas más cómo mínimo, forzando el límite legal, sólo para casos extraordinarios) se sumaba la consideración de no lectivas horas que la legislación establece como obligatorias (tutorías, atención a las familias, reunión de departamentos, etc.). Esto se une a la reducción en un 15% de la actual plantilla (casi 3.000 profesores menos). Ante esta situación, el 7 de julio, unos 250 directores de instituto convocados por la Asociación de Directores de Institutos Públicos (ADIMAD) se reunían con el objeto de asumir medidas inmediatas. En este encuentro fue descartado negarse a firmar el cupo en la inspección de los centros en los que éste no cuadre, ante las amenazas que recibieron. Un caso extremo y que ha conmocionado a la comunidad educativa ha sido el del IES Virgen de la Paloma, un centro en el que la circular ordenaba la reducción de plantilla en 40 profesores. El mismo día en que se recibía ese documento, su director fallecía por la tarde de un infarto.

Junto a la intensa movilización en la red, en la que han proliferado las cartas abiertas a los padres, ha habido una asistencia histórica a asambleas convocadas por las grandes centrales sindicales, a las que se exige de manera unánime la no monopolización y la convocatoria de una huelga continuada en septiembre. La inquietud del PP se ha notado con posturas contradictorias sobre la hora de tutoría, posturas oficiales ambiguas o su infiltración para crear polémica en el Foro de la Sur (espacio de opinión muy concurrido por la comunidad educativa), lo cual fue destapado al comprobarse que entraban desde la sede del partido en Génova. Además, el ambiente de denuncia se recrudeció con la visita de Ratzinger, ya que unas fotos publicadas por la plataforma Soy Pública de la fachada de la Consejería de Educación mostraban pancartas de apoyo institucional y bienvenida al papa.

Diez años de recortes

En el curso 2001-02, con las competencias en educación recién trasferidas, el 40% de los centros educativos eran privados o privados concertados, mientras que el 60% eran públicos. En el curso 2008-09 (últimos datos definitivos publicados por el Ministerio), los centros privados ya superan por poco a los públicos. En Madrid capital, en torno al 35% de los alumnos asisten a un centro público, el 75% en el caso de migrantes. “En el distrito de Salamanca (tradicional barrio burgués de la ciudad), sólo el 15% de los alumnos asistía a un público, mientras que en Villaverde (núcleo del sur industrial) ese porcentaje se elevaba al 61%”, según un estudio del Observatorio Metropolitano de Madrid. En los últimos diez años, se han construido 292 centros públicos, frente a 728 privados. Ese mismo informe advertía de que “si bien en el curso 2006-07 los extranjeros sólo suponían el 12,12% de todos los alumnos de Enseñanza General, representaban el 52,8 % de los alumnos que asistían a las aulas de compensatoria”.

Entre 2006 y 2010, la inversión en educación pública ha descendido un 42%, mientras que en privada ha crecido un 11%. Según datos del Ministerio de Educación de 2010, el Estado no alcanza la media europea en inversión (5,5% del PIB), y Madrid es la comunidad que menos gasta en España y todo el continente (2,46%). El gasto educativo se sitúa en 1.167 euros por debajo de la media española, lo que significa que, por cada alumno, Madrid invierte 3.360 euros frente a los 4.527 de promedio estatal (6.200 en Euskadi).

La Ley de Medidas Urgentes

Con la Ley 4/ 2010 de 29 de junio, de Medidas Urgentes, se aplicó en Madrid un recorte sin precedentes. Acababa con el convenio colectivo de trabajadores y anulaba de forma unilateral los acuerdos sectoriales. Se dejaban de contratar cientos de profesores (15 por cada centro en Fuenlabrada), a pesar de que el curso 2010-11 arrancó con 15.000 alumnos más. El fuerte recorte de las plantillas aumentó las ratios (número de alumnos por profesor) a niveles que la ley fija como excepcionales; retiró apoyos y desdobles (aulas de inversión lingüística para migrantes, estudiantes con necesidades especiales, distribución de ratios más flexibles y apropiadas en algunas asignaturas, etc.) o intensificó la cantidad de docentes que imparten materias afines (para las que ni se está especializado ni se posee titulación). Por otro lado, las bajas laborales de menos de 20 días, incluso de un mes, no serían cubiertas por orden de la Consejería.

Así, el Gobierno de Aguirre se ahorra unos 40 millones, un recorte que se aplicó sobre unos presupuestos aprobados en 2009 que ya reducían un 6% el presupuesto frente al del curso 2009/10. Sin embargo, la Consejería gastó 2,8 millones a cargo de los mismos presupuestos ya recortados para publicitar la Ley de Autoridad del Profesor y los centros bilingües. Con ese dinero se hubiera pagado el verano a los interinos que han perdido ese derecho o se habría conservado más número de desdobles (reducción de alumnos a la mitad por aula) para facilitar el proceso de aprendizaje y enseñanza. Otra medida que suscitó gran polémica fue la deducción fiscal a quienes tuvieran a sus hijos en centros privados. Con la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas de 2010 se aumentó la deducción para los gastos asociados a la enseñanza obligatoria no gratuita. En total, se han dejado de recaudar cerca de 90 millones.

La defensa de Soy Pública

Esta plataforma de acción ciudadana surgió al calor de los recortes del último curso. Este colectivo declara que sus reivindicaciones no se quedan en una mera cuestión laboral, sino que tratan de poner énfasis en el modelo de gestión educativa madrileña, basada en la escasez de recursos y el desprestigio de la educación pública. Su apuesta es decidida por una educación pública y de calidad. Entre sus medidas destacan la exigencia de la supresión de los conciertos educativos, junto a la demanda de una inversión mínima que no transgredan las Comunidades autónomas y se acerque a la media europea.

EMPRESAS Y ÓRDENES RELIGIOSAS CONSERVADORAS, LAS MÁS BENEFICIADAS POR LAS MEDIDAS MADRILEÑAS

Una apuesta por la segregación y el lucro empresarial

JPG - 103.7 KB
Segregacion Comunidad Madrid

Liberación en 2010 en Italia, la consejera Figar, se jactaba de haber ampliado “el espacio que permite a los centros competir, diferenciarse, tener autonomía, ejercitar su pluralismo. Hemos conseguido que centros públicos, que centros concertados puedan diferenciarse, desarrollar programas innovadores de mucho éxito, como por ejemplo el bilingüismo”.

En efecto, el bilingüismo se ha logrado imponer como elemento diferenciador en las aulas. Pero no es la última medida segregadora de Aguirre. Unas semanas antes del 22M anunció la creación de un Bachillerato de Excelencia. Una ocurrencia electoral, que, aunque incipiente, ya es toda una realidad. Según explicaba en el prestigioso estudio Keeping Track, Jeannie Oakes, la segregación de alumnos, sobre todo los menos favorecidos, y la educación diferenciada y academicista, sobre grupos homogéneos, no es efectiva ni incrementa la eficacia de la escuela. Del nuevo Bachillerato de Excelencia, que descontextualiza al estudiante frente al mundo diverso y lo prepara para su inmersión en una sociedad de mercado, queda excluido el Bachillerato de Artes. Para colectivos de defensa de la educación, esto supone un paso adelante en las prácticas del equipo de Gobierno de Aguirre para aplicar la zona única, cuyo único argumento es la libertad de elección de centro. El camino hacia la eliminación de zonas y distritos de los centros educativos se hacía visible cuando, en febrero de 2011, la Asociación de Directores de Institutos Públicos (ADIMAD) denunciaba la manipulación de la Consejería de la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables de 3º de ESO. Estas pruebas se analizaron con técnicas y metodología que poco tienen que ver con las características del informe PISA, al no considerar el contexto del estudiante o las diferencias socioeconómicas de los barrios. Por el contrario, escondía la elaboración de un ranking de centros que promoviera la pugna y la competitividad, algo que vulnera la Ley Orgánica de Educación.

Un cambio legislativo en 2009 abrió la puerta de los centros infantiles a las empresas. Hasta ese momento sólo “cooperativas de trabajadores asociados sin ánimo de lucro” podían optar a la gestión de escuelas infantiles. La adjudicación, donde primaba el proyecto educativo, se sustituyó entonces por una subasta en la que la Administración fija un precio de salida por plaza escolar y las empresas, con sus ofertas, ofrecen precios inferiores. Clece, empresa multiservicios de ACS –la constructora de Florentino Pérez–, ganó tan sólo en la última adjudicación ocho nuevas guarderías. De 2003 a 2009, Clece multiplicó por diez su facturación, de 19 millones a 192. De un total de 1.350 escuelas infantiles, 430 son públicas, 57 concertadas y 863 privadas. Pero ésta no es la única muestra de gestión indirecta en el sistema educativo público madrileño. En julio, la plataforma en defensa de la educación Soy Pública destapaba el último intento de privatización. Enmascarada como ONG, la fundación encabezada por Patricia Botín (Santander) Empieza por Educar, ha irrumpido en los centros públicos bajo el pretexto de acabar con el fracaso escolar. Entre los patronos de esta fundación, que además tiene convenios de colaboración firmados con el Ministerio, se encuentran Olaf Díaz-Pintado, el director general de Goldman Sachs en España, Rosa María García (Microsoft) o Sol Daurella Comadrán, ligada a Coca Cola.

De Javier Roglá, máximo exponente del equipo directivo, sólo se conoce su amplio currículo en altos cargos empresariales como The Boston Consulting Group, Endesa o KPMG. También Soy Pública alertó en junio sobre el nuevo Plan Refuerza, un programa de actividades extraescolares que asegura un trasvase de fondos públicos a manos privadas y da cabida a la subcontratación. A la vez, se asignará sin ningún tipo de criterio pedagógico

OTRAS CIFRAS DE LA ‘INVERSIÓN’ EN EDUCACIÓN

NUEVOS RECORTES PARA ESTE CURSO 2011-12

La administración madrileña controlada por el Partido Popular prevé ahorrar hasta 230 millones de euros con los nuevos recortes que tiene planteados en educación.

LA UNIVERSIDAD TAMBIÉN “SE APRIETA EL CINTURÓN”

En el curso de 2010 y pese a que se estaba implantando el conocido como Plan Bolonia, la universidad pública madrileña vio reducido su presupuesto un 71%.

MENOS PLAZAS DE FORMACIÓN PROFESIONAL

También en el curso de 2010 las plazas ofertadas para la Formación Profesional pública se vieron afectada por los recortes, reduciendo su capacidad hasta en un 30%.

PÚBLICAS A MEDIAS. SE IMPONE LA GESTIÓN PRIVADA

La última escuela infantil pública de gestión directa abierta en la CAM data del último gobierno socialista de Joaquín Leguina y se terminó de construir en el año 1995.

Aguirre: “El que tiene boca se equivoca”

septiembre 7, 2011 5 comentarios

 

http://www.elpais.com/articulo/espana/Aguirre/tiene/boca/equivoca/elpepuesp/20110907elpepunac_5/Tes

 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha rectificado esta mañana de las duras palabras que les dirigió a los docentes la semana pasada al asegurar que solo trabajaban 20 horas a la semana y que la mayoría de los madrileños trabaja más que ellos. Aguirre ha asegurado que sabe perfectamente las horas que trabajan los docentes y ha reconocido que sus palabras fueron “poco afortunadas”. “El que tiene boca se equivoca”, ha apostillado.

El viernes pasado, un días después de sus controvertidas declaraciones, la presidenta ya intentó rectificar desde su cuenta de Twitter @esperanzaguirre. “Sé que hay muchos profesores de Secundaria que superan las 37,5 horas de jornada y que pasan sábados y domingos encerrados corrigiendo exámenes”, reconocía la presidenta en 120 caracteres. Pero las disculpas no han llegado hasta esta mañana: “Cometí un error”.

En cambio, la presidenta ha negado tajantemente que la carta que les envió, pidiéndoles un “mayor esfuerzo” por la crisis, tuviera faltas de ortografía, como se ha demostrado. Aguirre ha atribuido la ausencia de algunas tildes a los “duendes de la tecnicalitis” informática, que hicieron que la empresa de las nóminas “escaneara” mal la misiva y olvidase “teclear los acentos”.

Pese a la polémica por esa carta, la presidenta quiere volver a intentarlo. A los buzones de todos los funcionarios madrileños podría llegar en los próximos días otra carta firmada por ella. Aguirre ha dicho esta mañana que ha tenido “la ocurrencia” de enviar otra misiva a los 164.000 funcionarios de la Comunidad, también a los profesores de Secundaria, para pedirles que le den “ideas para ver de donde se puede ahorrar” dinero público.

La presidenta, en rueda de prensa posterior al Comité de Dirección que ha celebrado hoy el PP de Madrid, ha señalado que, aunque la idea es “solo una ocurrencia”, está segura de que al menos “100 o 200 funcionarios” darán “magníficas ideas”, a pesar de que es consciente de que “la mayoría” pedirá que le bajen el sueldo a ella o que le quiten el coche.

Aguirre, que ha comenzado la rueda de prensa deseando “un pronto y total restablecimiento” al vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que tuvo un accidente de moto el pasado 31 de agosto, ha incluido entre los destinatarios de esa carta a los profesores de secundaria que estos días están protagonizando numerosas protestas contra la ampliación de su jornada lectiva, que derivará en la reducción de las plantillas docentes en unos 3.200 puestos de trabajo, según los sindicatos.

La presidenta del PP de Madrid también ha acusado al candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, de ser “el responsable máximo del deterioro de la Educación en España” porque todas las leyes “que han degradado” el sistema educativo son responsabilidad suya “en mayor o menor grado”. Aguirre se ha referido así a las declaraciones que hizo ayer el candidato socialista, que dijo que pensar que un profesor trabaja 18 horas a la semana era como pensar que el futbolista Iker Casillas “solo trabaja 90 minutos”.

Según la presidenta, Rubalcaba quiere mostrarse ahora como “el gran defensor de la Educación en España” y como “el adalid de la lucha contra el terrorismo”. “Pues ni lo uno, ni lo otro”, ha sentenciado. Así, ha recordado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid “ha tenido que hacer una ley de autoridad del profesor, ha tenido que modificar planes de estudio y ha tenido que hacer que los profesores enseñen, porque el señor Pérez Rubalcaba se ha dedicado a degradar la Educación”.

Respuesta de los sindicatos

Tras la rectificación y las disculpas de la presidenta, los sindicatos de enseñanza de la Comunidad de Madrid CCOO, CSIF, ANPE y FETE-UGT han recordado que su principal reivindicación es una reunión “urgente” con la consejera de Educación, Lucía Figar, para abordar los recortes en la enseñanza y no las disculpas de Esperanza Aguirre.

Los sindicatos de enseñanza han acudido esta mañana a la Consejería de Educación para entregar a Figar una carta en la que solicitan la retirada de las instrucciones del curso escolar 2011/2012, en las que se incluye la amplicación de las horas lectivas, y una reunión “urgente” para abordar las repercusión en la calidad de la enseñanza de estas medidas.

La Junta rechaza imponer más horas a los docentes y reducir vacaciones

http://www.diariodeavila.es/noticia.cfm/Region/20110904/junta/rechaza/imponer/mas/horas/docentes/reducir/vacaciones/E8B2E1B6-B212-A68F-10F2E3FF3616FA26?navrss

 

La Consejería de Educación no pondrá en marcha medidas de ahorro adoptadas por otras comunidades autónomas, como es el caso de Castilla-La Mancha o Madrid, como la imposición de más horas a los docentes o la reducción de los días de vacaciones. A juicio del consejero, Juan José Mateos, las soluciones en Castilla y León pasan por apostar por «un mayor compromiso y formación» de los profesores. Mateos reconoce que si los Presupuestos Generales de la Comunidad sufren un recorte, también lo harán las partidas de Educación, pero insiste en que la austeridad se producirá en las infraestructuras y no en los servicios básicos. «Sacrificaré los ladrillos en lugar de los servicios que dan a la educación una parte de su calidad en la comunidad», sostiene el consejero.
«Aquí hay que poner otras soluciones que pasan por que el profesor se comprometa más y trabaje los resultados y luego se organice de la forma que considere oportuna como buen profesional que es», señala Mateos, para indicar que «no es un problema de perseguir las horas, sino de perseguir resultados con el trabajo de profesores y alumnos».
Lo que hay que hacer, a juicio del consejero, es «estimular» a los docentes para que obtengan buenos resultados de sus alumnos y darles más formación. «Habrá momentos en los que tengan que trabajar más horas y otros en los que lo hagan menos». Según explica, Castilla y León «no va a entrar en la guerra de las horas, pero sí en la paz que dan los resultados».

Trabajo coherente. Estos resultados, explica, son fruto de un trabajo conjunto de profesores, familias y Administración. «Ese es el discurso de la Comunidad y que es coherente porque nos avalan los resultados». Según defiende el titular de Educación, los docentes de la Comunidad tienen una jornada de 35 horas y media, «como la del resto de funcionarios», de las cuales una media de 18 son lectivas y el resto para realizar otro tipo de actividades. «Estamos de acuerdo con esta jornada porque con ella conseguimos buenos resultados», apostilla. «Defiendo que el docente es un profesional que responde satisfactoriamente a las necesidades que demanda la sociedad de Castilla y León», afirma.
No obstante, en momentos de dificultad económica, el consejero de Educación apuesta por pedir a los profesores que pongan todavía «más celo» en el trabajo que tienen que desarrollar en el aula para obtener mejores resultados, pero se muestra contrario a modificar el esquema de la jornada laboral. Por lo tanto, anuncia que su departamento reforzará la formación del profesorado, buscará acuerdos de carácter sindical y desarrollará los contratos programa con los centros que es, a su juicio, «una forma de relacionar a los profesores con su centro, con sus resultados y con los compromisos que pueden adquirir con la Administración».
Respecto a las medidas de ahorro, afirma que Castilla y León puede mantener la educación de forma satisfactoria «si en ese empeño estamos todos». «Los profesores, las personas que trabajan en los servicios educativos, las familias y la Administración debemos tener clara la necesidad de un mayor trabajo y debemos buscar mejores resultados para ser más eficaces y eficientes. Si coincidimos todos no solo se puede mantener sino que incluso mejorará», remarca.

Recortes. En cuanto a los recortes, el consejero de Educación reconoce que en cierta forma si los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2012 se ven mermados, también lo hará la educación. En todo caso, adelanta que su departamento se centrará en la elección de objetivos prioritarios en función de la situación económica.
Mateos reconoce, asimismo, que habrá que sacrificar algunas partidas, sobre todo las relacionadas con las infraestructuras pero a cambio se mantendrán aquellas relacionadas con la calidad de la enseñanza. Además, también asegura que se mantendrán servicios básicos como el transporte o los comedores, si bien se analizarán los relacionados con la conciliación familiar y laboral, como el programa Centros Abiertos. En concreto, Mateos apuesta por racionalizar pero desde una análisis previo porque «no hay que precipitarse».
Sin avanzar demasiado sobre esta materia, sí señala algún tipo de estudio para ver en qué medida pueden contribuir las familias, con una situación más boyante, a la sostenibilidad de este tipo de servicios, a la vez que se buscarán ciertas ayudas para quien no pueden sufragarlo.    

Un periódico que informa bien: Los profesores, decididos a no rendirse

El mejor artículo que he leído sobre el recorte educativo de Esperanza Aguirre porque subraya que se destroza la calidad de la educación y a los alumnos.  No es por dos horas lectivas sino por la educación pública:

http://www.elconfidencial.com/sociedad/2011/09/03/los-profesores-decididos-a-no-rendirse-83601/

“El recorte de interinos supondrá una merma de la calidad en la educación”; “daré asignaturas que no domino”; “este curso asumiré un grupo y una asignatura más”; “no nos da miedo trabajar lo que haga falta, pero necesitamos más profesores”… Estas son algunas de las consignas que esgrime el colectivo de docentes en su lucha contra los recortes en la educación.

Los nuevos ajustes anunciados por los Gobiernos autonómicos para el nuevo curso académico en Secundaria han puesto en pie de guerra a sindicatos y comunidad educativa. Y es que, detrás de las cifras que ponen sobre la mesa las administraciones, hay historias humanas. Frente a los datos, que indican que solo en la Comunidad de Madrid cerca de 3.000 interinos se quedarán en la calle, según cálculos de los sindicatos, o que las horas lectivas de los docentes pasarán de 18 a 20, los profesores aprovechan su experiencia para mostrar la realidad del día a día en un aula; los problemas que no quedan recogidos en ningún informe.

“Me han dejado sin futuro”, asegura Silvia P., una interina afectada por los rescortes que se ha quedado sin trabajo para el próximo curso. “Impartía clases de Griego en un instituto de Fuenlabrada y ahora estoy en la calle. Sólo me queda esperar a conseguir alguna sustitución o pasarme a la educación privada”, explica. Esta profesora se resiste a abandonar la lucha, porque cree firmemente en la educación pública: “Quiero trabajar y quiero hacerlo en el sistema de enseñanza pública, porque creo que tanto los niños ricos como los pobres merecen una buena educación”. Pero en cuanto las aulas vuelvan a abrir sus puertas su asignatura de griego tendrá que asumirla una compañera, la profesora de Latín. “Está atacada, porque lleva 20 años sin dar esa clase. Me ha pedido ayuda”, dice Silvia.

“No puede ser que una compañera especializada en una materia tenga que dar Inglés, por ejemplo, para completar su horario; de esta forma se pierde la calidad de la enseñanza, que se siempre se ha caracterizado por la especialización“, puntualiza Alicia M., quien lleva más de 20 años trabajando en un instituto. El recorte en las plantilas va a suponer un aumento de alumnos por profesor. “No vamos a poder atender de forma adecuada las necesidades del alumnado, no va a haber medios ni tiempo para enseñar a chicos con desfase curricular por razones sociales, ni al inmigrante que se incorpora a las aulas sin conocer nuestro idioma, ni al que presenta una discapacidad; estamos al máximo de horas y luego nos lanzarán, para desprestigiarnos, informes que hablen de un 30 o un 40% de fracaso escolar“, manifiesta Margarita G., profesora de dibujo que quizás, cuando elaboren el nuevo calendario, también aloje en su cartera la asignatura de tecnología.

Estos alegatos demuestran dos cosas: que los docentes están dispuestos a ir a la huelga y que el sentir general del profesorado se resume en que el Gobierno regional perjudica a la educación pública. A jucio de los profesores, la educáción pública se está jugando su supervivencia y los padres -a los que tratan de involucrar- la formación académica de sus hijos.

El futuro profesional, en el punto de mira

La educación es uno de los pilares básicos para construir un futuro. Si se reduce la inversión en la educación se corre el riesgo de aumentar la pobreza económica y social. Recortar gastos de los centros, reducir servicios educativos y profesorado, aumentar alumnos por aula, incrementar las horas lectivas al profesorado, amortizar jubilaciones… Seguramente logrará reducir el gasto -el ahorro estimado para las arcas públicas españolas será de 2.000 millones de euros-, pero también tendrá consecuencias nefastas para nuestra competitividad a medio y largo plazo.

“La educación es una necesidad, no una inversión productiva, aunque sí puede llegar a serlo a largo plazo para el país”, explica Esmeralda C., profesora de Lengua y Literatura. “Todos los logros que habíamos conseguido en estos últimos 30 años los estamos dejando escapar. Con las famosas 20 horas se está intoxicando a la opinión pública y con ello se está tapando el verdadero problema: nuestros hijos van a tener una peor formación. Lo que está en juego es el futuro de nuestros hijos privándoles, por ejemplo, en barrios conflictivos, de una inserción social y de un futuro profesional”, defiende Esmeralda, que recuerda que “la Ley dice que se tienen que dar un mínimo de 18 horas y un máximo de 21 en situaciones de excepcionalidad. Y con estos recortes lo que están haciendo es que algo que debería ser excepcional, puntual, convertirlo en norma”.

La Unesco reconoce en sus informes que una hora impartiendo una clase equivale a 3 horas de una jornada laboral de cualquier otra profesión. Y es que, de todos es sabido que los estudiantes son un público difícil. Jesús M., profesor de Biología y Geología, reconoce que “captar la atención de los chavales es agotador, se trabaja al máximo de tensión. Y con la sobrecarga de trabajo que se anuncia es posible que rendimiento no vaya a ser el óptimo. Tan sencillo como que voy a estar cansado. Voy a tener menos horas para corregir, por lo que tendré que mandarles sólo un trabajo en vez de tres, con lo que ellos perderán experiencia y formación”.

El centro de Jesús pierde 10 profesores -de 52 pasa a tener ahora 42- y por falta de manos se cerrarán los grupos de desdoblamientos tán útiles para las clases de idiomas o de laboratorios. “No es lo mismo una clase de inglés con 15 alumnos, donde todos pueden intervenir y practicar la conversación, que una con más de 35. Y también con los recortes se han cargado las aulas que ayudan a la integración y al avance de los alumnos”, añade.

Pedro H., especializado en Lengua y Literatura y con más de 25 años en un aula, ha pasado el verano preocupado, bajo la espada de Damocles. Tras estar nueve años en un mismo centro, en el mes de julio recibió un comunicado en el que se le anunciaba que sería desplazado. “Cuando se conoce el centro, a los alumnos, el entorno, se trabaja con más seguridad y eso mejora la calidad de una clase”, asegura Pedro, quien se pregunta: “¿Si el pasado año hacían falta interinos que les ha hecho pensar que este año sobran -en la Comunidad de Madrid el número de alumnos ha aumentado un 3,1%-?”. Como a muchos profesores, lejos de las 20 horas lectivas, lo que le preocupa es “el deterioro de la escuela pública”.

Los ajustes, en cifras

Hasta ahora un profesor repartía sus 37,5 horas de jornada semanal en 18 horas lectivas, 10 complementarias -guardias, reuniones de departamento, organización del curso…- y el resto para corregir exámenes, preparar las clases o documentarse, entre otras actividades. Las horas de trabajo a lo largo de la semana seguirán siendo las mismas, pero se pone fin al seguimiento más personalizado de los alumnos.

En España, el gasto público en educación con relación al PIB no ha aumentado en los últimos 10 años, aunque sí lo ha hecho la inversión, pero en términos parecidos al incremento de ingresos. Y así nos va, con un fracaso escolar del 31,2% -aumentando el 7% en la última década-. Paradójicamente, parece que para mejorar la calidad de la enseñanza y la educación en las administraciones, como estrategia, para aumentar la calidad educativa y disminuir el fracaso escolar deciden reducir los recursos en la educación pública, empuñando la crisis econónica, que obliga a la búsqueda de ahorro y contención, como argumento.

Menos maestros, más policías

http://www.escolar.net/MT/archives/2011/09/menos-maestros-mas-policias.html

 

Esperanza Aguirre arranca el curso despidiendo a más de tres mil profesores de la escuela pública madrileña. Es el 12% de los maestros de secundaria, uno de cada ocho. La Comunidad de Madrid calcula que ahorrará 80 millones de euros al año, un dinero que, dice Aguirre, “evitará recortes en otras partidas esenciales para la enseñanza”. Curiosa disculpa. ¿Acaso hay algo más esencial en la enseñanza que los profesores? Lo hay: las subvenciones a la escuela privada.

Algo de hemeroteca, que la memoria es el mejor antídoto contra la mentira. Hace menos de un año, la Comunidad de Madrid aumentó las deducciones fiscales para los colegios de pago. Hasta entonces, estas ayudas sólo iban a familias pobres que matriculasen a sus hijos en centros privados (si es que tal especie existe). Pero Aguirre modificó la ley para beneficiar a las familias con rentas más altas y ahora, por ejemplo, un matrimonio con dos niños que declare ganar menos de 120.000 euros al año se puede desgravar hasta 1.800 euros por el colegio privado. En total, este regalito cuesta 90 millones de euros anuales: diez millones más de lo que Aguirre dice que ahorrará con los despidos en la escuela pública.

Como el PP se ve tan ganador el 20N que ya ni se molesta en ocultar sus planes, el modelo madrileño está siendo transplantado al resto de sus autonomías, con De Cospedal –esa política austera que sigue cobrando un segundo sueldo como secretaria general del PP– como alumna aventajada. No hay dinero, dicen. Depende de para qué. La misma Aguirre que despide maestros quiere una policía autonómica en Madrid para combatir las protestas del 15M. Es el modelo “liberal” en su peor esencia: todo se privatiza, salvo los porrazos.

El Gobierno madrileño es el que menos esfuerzo hace en educación

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Gobierno/madrileno/esfuerzo/hace/educacion/elpepisoc/20110902elpepisoc_4/Tes

La crisis en la enseñanza

El Gobierno madrileño es el que menos esfuerzo hace en educación

Su gasto público en enseñanza supone el 2,88% de su producto interior bruto

Se ha convertido en una especie de lugar común en la educación la sentencia que dice que el aumento de los recursos, por sí solo, no garantiza la mejora de la calidad de la escuela. Sin embargo, “reducir los recursos sí predice una bajada de la calidad”, asegura el catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Granada Antonio Bolívar. Y eso es lo que han hecho absolutamente todas las comunidades en los presupuestos de este año 2011, dentro de una horquilla que va desde el 1,4% de bajada en el País Vasco hasta el 7,2% de Extremadura o el 7,9% de La Rioja. El grueso de esa rebaja es el recorte de sueldos docentes, pero también se ha llevado por delante programas de atención a la diversidad o de formación.

Sin embargo, todo eso hay que contemplarlo dentro de contextos muy distintos en cada comunidad, con resultados educativos diferentes y, sobre todo, dentro del esfuerzo que cada Gobierno autónomo ha venido haciendo (o no) en educación. Así, Madrid es, al menos desde 2002, la comunidad que menos dinero público dedica a educación con relación a su producto interior bruto (PIB): en 2009 era 2,88%, cuando la media de toda España es el 5,03%. La que más se esfuerza es Extremadura (6,01%), seguida de Castilla-La Mancha (5,62). Las cifras las ha obtenido el Observatorio de la Educación de la Fundación Primero de Mayo de CC OO cruzando los datos de la última estadística de gasto público del Ministerio de Educación, de 2009, con los datos del PIB del Instituto Nacional de Estadística.

Hay que tener en cuenta el distinto nivel de riqueza de las comunidades (el 2,88% del PIB de Madrid es más dinero que el 6,01% del extremeño) y también lo es el número de estudiantes, por lo que habría que ponderar esa cifra con la del gasto por alumno. Así, por ejemplo, Navarra está en esfuerzo en relación al PIB en el 3,71% (sexto por la cola), pero en gasto por alumno de la escuela pública está la segunda (con 8.481 euros), solo por detrás de País Vasco. Sin embargo, Madrid también está a la cola en este apartado: está la penúltima con 6.003 euros, solo mejor que Andalucía, esta vez según datos de 2008 de Educación.

Sin embargo, el Gobierno madrileño se suele defender de quienes le acusan de no apoyar suficientemente la educación, sobre todo, la pública, sacando a relucir los datos del último informe Pisa de la OCDE, que colocó a los alumnos de 15 años de la autonomía en el primer puesto de España en cuanto a sus destrezas lectoras, y en los puestos de cabeza en ciencias y matemáticas. La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, lo recordó ayer.

El profesor de Sociología de la Universidad de Salamanca Jaime Riviere explica que los resultados educativos son un complejo desenlace a largo plazo de muchos factores, como el nivel económico y cultural de una sociedad o de esfuerzos sostenidos durante años. Así, Riviere recuerda que varios estudios señalan que los resultados de las comunidades autónomas en Pisa parecen tener más relación con el nivel de alfabetización de sus poblaciones en los años sesenta del siglo pasado que con la inversión actual. Es decir, normalmente, en la mayoría de resultados se puede trazar un línea muy clara entre el norte (con mejores datos) y el sur de la Península y las islas.

Desde ese punto de vista, las posibles consecuencias adversas de los actuales recortes solo se podrán ver dentro de años. Precisamente por eso, la enseñanza “es un área muy golosa para hacer recortes, pues estos no tienen efectos muy negativos a corto plazo; sin embargo, son devastadores a largo plazo”, advertía hace unos meses en este diario el catedrático de Economía José García-Montalvo, de la Pompeu Fabra.

Muchos expertos defienden la necesidad de gastar mejor el dinero del que se dispone, es decir, enfocando el gasto cada vez más a los programas de calidad, por ejemplo, de atención a la diversidad y de atención individualizada a los alumnos. Y estos son los que más se van a resentir -según el responsable de enseñanza pública de CC OO, Luis Castillejo- con medidas como el aumento de las horas de clase de los docentes funcionarios para reducir el número de profesores interinos que han llevado a cabo Madrid, Galicia, Cataluña, Navarra y ha anunciado Castilla-La Mancha.