Inicio > IMPRESCINDIBLES > Desmontando el cheque escolar

Desmontando el cheque escolar

 

Del blog amigo Valles y Cumbres:

http://vallesycumbres.blogspot.com.es/2012/08/desmontando-el-cheque-escolar.html

En esta entrada intentaremos explicar qué es el cheque escolar y analizar qué efectos tiene de cara a los alumnos, las familias, los docentes y el Estado, para acabar reflexionando sobre la hipotética implantación de este mecanismo en España.
 
Según Wikipedia “el cheque escolar es un sistema de financiación educativa que consiste en que el Estado entrega a los padres una cantidad de dinero (o un bono canjeable) por cada hijo en edad escolar, cantidad con la que se abonarían los gastos del centro educativo donde aquellos eligiesen matricularlo, según su conveniencia particular”. En otras palabras, las familias reciben del Estado una especie de “vale”, que contiene el dinero necesario para la escolarización de su hijo. Los padres entregan ese “vale” en el colegio que libremente escojan, lugar donde se canjearía.
 
 
Argumentos a favor
 
Los partidarios del cheque argumentan que de esta manera se activa la competitividad entre centros, y por tanto aumenta la calidad educativa: ningún colegio ni instituto podrá ‘relajarse’ en la lucha por conseguir más matrículas, hecho que también motivaría a los docentes para conseguir mejores resultados en los exámenes externos (como las reválidas o las pruebas CDI). Se desecha la idea de que el Estado sea quien garantice la Educación: ganará quien resulte más económicamente rentable
 
Otro argumento que esgrimen sus seguidores es la libertad de elección que conllevaría su implantación, puesto que los padres podrían escoger de entre todas las opciones a su alcance, rebajando así el riesgo de adoctrinamiento por la propia Administración. Los centros tendrían mayor autonomía para diseñar sus propios proyectos educativos, enfocados a resultar atractivos a las familias. Además, se cree que aumentarían los docentes emprendedores que se asocien para crear nuevos centros donde ofertar sus ideas pedagógicas, estimulando así la economía del país. Siguiendo con las razones de carácter económico, el cheque escolar es visto como una medida con la que el Estado se ahorraría gran parte del dinero que actualmente invierte en Educación, optimizando costes y cediendo protagonismo a la empresa privada.
 
Por último, se considera que garantizaría la libertad religiosa al posibilitar la creación de centros específicos -siempre sujetos a la demanda-, y también resolvería el problema lingüístico ya que las decisiones de los políticos sobre el uso de idiomas en clase no serían vinculantes y tendrían que plegarse al movimiento de los mercados.
 
 
Antecedentes del cheque escolar
 
Esta teoría educativa tiene su origen en la obra de Milton Friedman, uno de los padres del liberalismo económico que abogaba por la no intervención del Estado dejando toda la sociedad en manos de los mercados (Educación, Sanidad y Servicios Sociales incluidos). Margaret Thatcher, ex-primera ministra del Reino Unido y férrea defensora de la privatización y el recorte de prestaciones sociales, impulsó el funcionamiento del cheque escolar durante su mandato, que acabó siendo retirado pocos años después por considerarse inadecuado. También Augusto Pinochet utilizó las teorías de Friedman en su dictadura, aunque las masivas movilizaciones y revueltas sociales chilenas de 2011 y lo que llevamos de 2012 en defensa de un sistema educativo justo y accesible también son consecuencia de la implantación de estas mismas ideas.
 
 
En la actualidad
 
El cheque escolar funciona en varios países: Australia, Nueva Zelanda, Chile, 5 regiones italianas, Suecia, Dinamarca y en algunos estados de Estados Unidos. Si exceptuamos a los países de nuestras antípodas (con culturas y economías bastante diferentes),ninguno de los estados que utiliza el cheque escolar destaca en sus resultados académicos. El caso de los países nórdicos es especial, puesto que combinan el cheque con una gran inversión en gasto público y una sólida intervención del Estado en materia educativa; además si comparamos su realidad escolar con el resto de vecinos escandinavos (Finlandia, Noruega, Islandia) se observa que los modelos de Educación estatal de éstos y los resultados que cosechan son admirados y envidiados en el resto del mundo. En cuanto al uso del cheque en Estados Unidos -cuna mundial del capitalismo y el neoliberalismo-, si bien en ciertos casos ha obtenido buenos resultados combatiendo la segregación racial en centros-gueto, no parece que los 46 millones de pobres que viven en ese país (prácticamente la totalidad de la población española) sean un buen indicador de igualdad de oportunidades y del poder de la promoción social que debe ejercer la Educación.
 
 
 
 
En España
 
En nuestro país existen varias corrientes que defienden la implantación de este sistema. Es de sobra conocida la devoción que Esperanza Aguirre tiene por las políticas de Thatcher (acción privatizadora, reducción de poder de los sindicatos y resto de movimientos estratégicos extremadamente neoliberales); de hecho ya ha dado los primeros pasos en el sector educativo madrileño al reducir la Escuela Pública a menos del 50% del total (en España la media es del 79%), implantar el Bachillerato de Excelencia o su delirante programa bilingüe, en un claro esfuerzo por segregar y desmantelar el sistema público. El propio ministro de Educación J.I. Wert, de corriente no menos neoliberal que la anterior, ya dejó claro su apoyo sobre el particularTambién mantuvo hace poco una reunión secreta -no dio información ni se publicó nota de prensa alguna- con representantes de la Educación chilena entre los que no faltaban miembros del Opus Dei, de la orden de los Legionarios de Cristo o algunos relacionados con el régimen pinochetista. 
 
El PP no es el único partido que preconiza este sistema: en los últimos tiempos tambiénUPyD coqueteó con el cheque, aunque finalmente no fue incluido en su programa electoral del pasado 20-N. Reproducimos una pequeña parte de un documento colgado en su web, utilizado en la elaboración de dicho programa, y que puede servir como declaración de intenciones de dicho partido:
 
    • ¿No quedarían sin atender zonas rurales o deprimidas?
  • La enseñanza es un sector con comportamientos similares a cualesquiera otro económico. No hay lugar que queda desabastecido de panaderías. Una enseñanza estatal es un modelo tan ineficiente como una minería o una siderurgia estatales.

 

 
Finalmente, también existen asociaciones que apuestan abiertamente por el cheque escolar: la más conocida es HazteOír, íntimamente ligada a la Iglesia Católica y a los sectores políticos más conservadores, famosa por organizar manifestaciones anti-aborto y pro-familia, y luchar activamente contra los derechos de las personas homosexuales.
 
 
En definitiva
 
El cheque escolar es un sistema educativo que promete excelencias nunca demostradas con anterioridad. Los argumentos a su favor son casi en su totalidad de ámbito económico, dejando el aspecto educativo en un segundo plano: la competitividad privada no garantiza por si sola una mejora de la calidad de la enseñanza. Al respecto, es llamativo que los países con los mejores resultados del mundo sean los que más y mejor invierten en Educación: Finlandia y Canadá un 7% de su PIB; más sorprendente aún es que, de los países con cheque, Suecia invierte un 6,8% o Nueva Zelanda un 7,2%, etc. Esto demuestra que la liberalización no es la solución, aunque los fanáticos del chequese jacten de que Chile haya reducido hasta el 3,4% su aportación.
 
Desde este Colectivo siempre hemos defendido a la Administración como la institución que debe garantizar la Educación y su gratuidad, algo que no se aseguraría en absoluto con el funcionamiento del cheque escolar. La enseñanza pasaría a ser mercantilista, y por tanto los niños serían tratados como mercancía; poniendo un par de ejemplos claros, para los centros sería más prioritario construir una piscina que llame la atención de las familias y así conseguir que matriculen allí a su hijo antes que contratar un profesor especialista en Audición y Lenguaje, o desembarazarse de un alumno con problemas que requiera atención para que otro más autónomo ocupe su plaza. En cuanto al profesorado, la precarización se cernería sobre cientos de miles de docentes por el empeoramiento de las condiciones profesionales (competitividad lo llaman) y la evaluación por resultados, lo que facilita la explotación laboral. Se da por supuesto que el encarecimiento progresivo (más allá de lo que contenga el cheque) es inevitable, expuesto a los acuerdos internos de la patronal y otras jugadas no controladas ya por el Estado. ¿Y qué decir de los resultados académicos? La lucha entre centros sería encarnizada, llegando al extremo de lo ocurrido en Inglaterra con el escándalo de los exámenes falseados para ocupar los mejores puestos. Ya ni hablamos de lo que sucedería con la escuela rural, incapaz en la mayoría de los casos de ser económicamente rentable: la desaparición sería su única opción, como hemos comprobado en el documento de UPyD.
 
Por todas estas razones la Escuela Pública debe seguir existiendo. Dicen que el cheque escolar garantiza la libertad de elección, pero eso es algo que ya existe: tenemos una Pública con los recursos necesarios para acoger a TODOS los alumnos, sea cual sea su nivel o necesidad, y colegios privados por los que las familias pueden optar si así es su deseo. Manifiestan que la escuela concertada es más barata: desmontemos ya ese malintencionado mantra replicando una y mil veces que el concierto educativo es un timo por el que se paga y después se repaga y copaga con creces. El neoliberalismo económico, que también podríamos llamar “dejad que los mercados hagan lo que les plazca”, nos ha llevado a esta situación de crisis-estafa que sufrimos el 99% de la población, y ahora nos intenta confundir de nuevo con un arrebato consumista (“toma, te lo regalo, puedes gastártelo donde quieras”). ¿También vamos a permitir que nos quiten nuestra Educación Pública?
Categorías:IMPRESCINDIBLES
  1. alejandro jose
    agosto 4, 2012 en 6:34 pm

    Tiene truco, lo del cheque escolar:

    ahora, la iglesia, que una de sus actividades conocida es dedicarse a montar centros educativos confesionales concertados o privados, (en sus diversas corrientes o sectas internas, cada una con su entramado de centros educativos) y que tiene un potencial economico muy grande (y que encima sale de los impuestos) tiene que competir con el estado, con los centros publicos de educacion, colegios, institutos, universidades publicas, etc
    Pero si eliminamos los centros publicos, ¿quien tiene potencial economico suficiente, y “motivacion” para montar enseguida miles de centros nuevos privados? ..la iglesia (que ya no tendria que competir con los centros publicos)? ..un banco..? o una fundacion de un banco? uy! perdon, que si que tienen los bancos fundaciones con ese objetivo de montar miles de centros educativos… el Santander tiene una, ..¿como se llama? fundacion…”aprender”? o …”empieza por educar”? ¿quien tiene dinero para reproducir mil …decenas de miles de veces …el modelo educativo que tuviese, por ejemplo, un centro laico cuyo sistema se demostrase buenisimo, muy pedagogico etc… quien tiene ese dinero.. No ganara el mejor, ganara el que mas dinero tiene. El mas hijoputa…

    Solo el estado tiene el dinero suficiente para conseguir en un centro, la mejor educacion posible, y… reproducir inmediatamente en centenares de miles de escuelas, a lo largo de todo el pais, ese modelo educativo, formando a los profesores, consturyendo los centros, etc… Cualquier organismo, o empresa, un banco y su fundacion, o la iglesia que hiciese eso mismoo, se estaria convirtiendo no en un competidor mas del sistema, sino en un estado paralelo al propio estado. ¿Por que iba nadie a poner tantisimo dinero en esa tarea? ..un centro educativo de calidad de verdad no puede tenrer la retabilidad o los beneficios como objetivo.. LA BATALLA “DE LAS IDEAS”, LA BATALLA IDEOLOGICO-EDUCATIVA… (buscarlo en google, ya vereis lo que os sale..)

    ¿…y no sera mejor, que ganemos todos, a traves del estado, de la organizacion comun y eficaz de una necesidad colectiva, de un derecho humano, como es la educacion ..que ganemos todos a traves de un sistema de educacion publica, universal, y gratuito, y eficaz?

  2. alejandro jose
    agosto 4, 2012 en 6:41 pm

    El dia que dejen el poder, hay que desmontar toda su mierda y volver a construir:
    conviertiendo en publicas algunas empresas, convirtiendo en publicos muchos servicios como la educacion o la sanidad o la justicia, que para entonces habran desmantelado y privatizado, e… imponer en todos los aspectos de la vida del pais, la “discriminacion positiva” para revertir todas las injusticias y discriminaciones que habran creado esta gente, y las que venga de antes, historicamente hablando. Discriminacion positiva para mujeres, para etnias, para victimas del genocidio español. #jodeosvosotros que ya esta empezando a ser hora..

  3. agosto 6, 2012 en 1:47 am

    Sobre el cheque libro…no lo tengo muy claro, puede que tengas razón. Pero lo de que hoy en día hay para las familias libre elección de centro como dices en el post, no es verdad. El centro para tus hijos será el que te toque dentro de tu zona, y no hay para elegir mucho. Tu colegio viene dado por el lugar en el que vives. No hay otra opción. Y no todos los públicos son iguales..ni todos los concertados son iguales, ni todos los privados son iguales.
    Y otra cosa, lo del mantra sobre la enseñanza concertada…creo que afirmar eso, es no conocer todas las realidades…
    Conozco una realidad de la enseñanza concertada totalmente distinta a lo que dices. Y os invito a que leais el enlace que os pongo. Sólo dos cosas. Para defender una realidad como es la educación pública no hay que atacar a la enseñanza concertada, y muchos defensores de la pública lo hacen. Y segundo, la conflictividad entre ambas realidades no ayuda si queremos una educación de calidad. Los docentes de la pública y la concertada quieren lo mismo, la mejor educación para nuestros chavales, si todos fuéramos a una nos iría mejor. Estamos entrando al juego de los políticos, la división y enfrentamiento, y ellos que son los responsables de este fracaso educativo y social salen impunes. Luchemos por un nuevo sistema educativo. Por una educación mejor para todos, ya sea ésta pública, concerta, incluso privada. 😉
    Saludos.

    • agosto 6, 2012 en 9:37 am

      Para empezar, trabajas en la Concertada y te olvidas de la competencia desleal de la misma y de su financiación -es subvencionada-. También te olvidas de las míticas carreras en los centros concertados para falsificar el CAP, la titulación y demás. Lee bien el blog y verás que la Concertada es un absoluto engendro y una estafa a la sociedad, sin más.

      • agosto 9, 2012 en 10:39 pm

        Trabajar en un sitio no me hace estar ciego y defender lo indefendible. Lo mismo se podría decir del que defiende a muerte la pública y trabaja en ella, no?, mal argumento. Pero conozco una realidad que no es la que denunciais (no sé si habrás leído mi enlace). Hay muchas realidades pero interesa generalizar y siempre, si es posible, en negativo. Defender la pública atacando a la privada, error total de concepto, pero bueno, no pretendo convencer. Que te vaya bien. Ah, por cierto, muy a gusto con mis hijos en la pública. No como muchos defensores de la pública, políticos y docentes, que llevan a sus hijos a la privada o incluso a esa estafa y engrendro que es la concertada. Saludos.

      • agosto 10, 2012 en 7:59 am

        No es lo mismo subvencionada que privada, pocos argumentos tienes.

  4. jkl
    febrero 28, 2013 en 8:08 am

    Por todas estas razones la Escuela Pública debe seguir existiendo. Dicen que el cheque escolar garantiza la libertad de elección, pero eso es algo que ya existe: tenemos una Pública con los recursos necesarios para acoger a TODOS los alumnos, sea cual sea su nivel o necesidad, y colegios privados por los que las familias pueden optar si así es su deseo

    pero no todas las familias se lo pueden ermitir, escoger eso,por lo que veo se sigue apoyando un sistema donde solo los ricos escojan y los pobres se jodan…. vamos lo de siempre ayudando al poder

    Por cierto el termino “gratuidad” es falso, la escuela no es gratuita.. se paga con nuestros impuestos..si ni siquiera sabes eso…

  5. abril 2, 2015 en 4:52 pm

    La única estafa, Alejandro, es la que sufrimos los padres de los alumnos de la concertada, que recibimos de la Administración, o sea de nuestros impuestos bastante menos de la mitad que la pública, y no proporcionamos mas gastos a la Administración, puesto que nos construimos hasta nuestros propios colegios ¿ Somos mejores administradores ?…..

    • abril 4, 2015 en 7:54 am

      Será en otro lado porque Madrid regala suelo y conciertos y, ya ha quedado bien claro, Francisco Granados se llevaba 900.000 euros por colegio concertado. Es lo que tienen la subvención y el artículo del cheque escolar lo explica cristalinamente claro.

  1. agosto 7, 2012 en 11:50 pm
  2. agosto 9, 2012 en 10:50 pm
  3. septiembre 4, 2014 en 11:47 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: